READ IN: English

Inspirada en “D is for Desire” del Manifiesto de la A a la Z de la británica, la colección de Stella McCartney FW21 refleja el deseo de salir de fiesta y el espíritu de los 70.  Una mezcla entre glamour, herencia, y opulencia pasan a definir los nuevos códigos de la diseñadora

Con una mente muy innovadora, la diseñadora sorprende con cada una de sus colecciones y la de otoño-invierno 2021 no iba a ser menos. Diseños novedosos y por supuesto, extravagantes son los componen a la letra “D” del Manifiesto de la A a la Z de Stella. Un abecedario visual donde “D is for Desire”, una expresión del deseo y la necesidad de salir que ha surgido a raíz de los confinamientos obligatorios por la crisis de la pandemia mundial.

Viscosa respetuosa con los bosques, lentejuelas sin PVC, lana trazable que proviene de granjas regenerativas o ante vegano son algunos de los materiales sostenibles de la colección. Si el mundo de la moda lleva años intentando abrazar la sostenibilidad, la británica lleva toda la vida reinando. Y es que el 77% de los materiales empleados en “D is for Desire” son sostenibles y, además, utiliza la última tecnología vegana.

El juego de maxi y mini volúmenes es una constante en la colección. Stella McCartney FW21 está llena de estampados psicodélicos, lentejuelas y vestidos ceñidos al cuerpo que invitan a bailar. También destacan los vestidos con mangas largas y de tipo murciélago o los pantalones con patas de elefante extragrandes. Rindiendo homenaje a sus raíces, no han podido faltar las cazadoras bomber y las chaquetas de borrego.