READ IN: English

No se puede negar que cuando se habla de joyas, los primeros nombres que nos llegan a la mente son Cartier y Tiffany & Co. Es por eso, que nos ha sorprendido la batalla que han empezado estos dos gigantes de la joyería. 

Resulta que Cartier interpuso una demanda en contra de Tiffany & Co. por infringir secretos comerciales. Según la marca francesa, su competidor estadounidense contrató a una de sus managers de Cartier, Megan Merino, para obtener información confidencial sobre la última colección de alta gama.

Según la demanda, la empleada Megan Marino, envió a su correo personal información confidencial acerca de dicha colección, días antes de renunciar. Supuestamente, después de entrar a trabajar en Tiffany & Co., Marino compartió esa información con los ejecutivos.

La manager ha admitido haber filtrado esos documentos infranqueables. Mientras que la compañía de joyas americana Tiffany & Co. está negando todas las acusaciones de parte de Cartier. «Negamos las alegaciones sin fundamento y nos vamos a defender vigorosamente», dijo dicha compañía en un comunicado.

Ahora… ¿Por qué no le echas un vistazo a la última colección al altavoz portátil Stüssy y Beats by Dre?

Newsletter