READ IN: English

Tinder, la app de citas más famosa del mundo, está trabajando en una forma de habilitar lo que muchas personas hacemos por nuestra cuenta antes de salir con alguien: buscar detalles potencialmente preocupantes sobre el otro.

Durante años, los usuarios, especialmente las mujeres, han ideado sus propias formas de filtrar sus citas. Comentar entre ellas si alguien es problemático, pagar por servicios de verificación de antecedentes o averiguar los nombres completos y buscarlos en Google o Instagram. Ahora Tinder quiere incluir la posibilidad de revisar los antecedentes delictivos y criminales de los matches.

La nueva función se centra en poner esa información en manos de lo usuarios antes de que tenga lugar una cita, en parte para abordar los problemas de seguridad que surgen en esas quedadas. Match Group, la empresa matriz de Tinder, ya se ha aliado con una empresa de verificación de antecedentes sin ánimo de lucro llamada Garbo para integrarlas en la aplicación.

La idea es centrarse específicamente en proteger a los usuarios de delitos violentos, acecho y acoso. De momento, la compañía ha avisado de que la posesión de drogas y las infracciones de tráfico no se incluirán, pero sí delitos como conducir ebrio o el homicidio en la carretera. El equipo todavía está deliberando sobre la inclusión de la prostitución y la solicitación, delitos por los cuales las personas transgénero podrían tener mayor riesgo.

Ahora… ¿Por qué no le echas un vistazo al último lookbook para FW22 de PLEASURES?

Newsletter