READ IN: English

La moda como espejo de la sociedad ha visto ahora reflejado el despertar de la conciencia global a través del movimiento anti-fur o fur free en el que las firmas dicen ‘no’ al uso de las pieles y al maltrato animal, y lo sustituyen por pieles sintéticas u otros materiales tecnológicos: el nuevo lujo que nos representa.

En los últimos años la ética del producto, la moda vegana y el movimiento sostenible se han unido así en una misma burbuja que nos conduce hacia un futuro idílico en el que la estética classy se ha desentendido de las pieles. Una era en la que grupos activistas como Vivienne Westwood, movimientos y organizaciones como The Fur Free Alliance han delimitado las nuevas políticas de creación y obtención de recursos en el fashion-system. Tanto es así, que este año la LFW se convirtió en la primera semana de la moda que no mostraba pieles reales en la pasarela.

El haute couture se unió al movimiento #anti-fur dejando atrás el comercio mundial de pieles valorado en 40 millones de dólares con Calvin Klein como una de las firmas pioneras que dejó de usarlas en 1994. Más tarde, firmas como Ralph Lauren, Tommy Hilfiger, Selfridges, Michael Kors, Armani, Maison Margiela, Versace, Furla, DVF, Hugo Boss o Adolfo Dominguez se sumaron al clan de no-furs, siguiendo la idea de Galliano: ‘el verdadero lujo se trata de autenticidad e ingenio’.

Stella McCartney | Fur Free Coat

Stella McCartney | Fur Free Coat

Pero en este contexto en el que la ética fluye por mil, Stella McCartney -ecologista y militante de PETA- ha sido la diseñadora eco-friendly por antonomasia, la que ha apostado por alternativas conscientes y ha bloqueado el uso de pieles de animales desde su inicios en 2001.

Burberry ha sido una de las últimas firmas en unirse a la crew ‘faux fur‘, casi un año más tarde de ser interrumpida en su desfile en LFW en septiembre de 2017 por 250 manifestantes contra la causa. Gucci también ha formado parte de esta última new wave de firmas que anuncian la prohibición de las pieles, que entró en vigor a partir de su colección Primavera-Verano 2018, así como Farfetch y Coach que lo ilustrará en Fall 2019.

Por su parte, la industria de la piel está lanzando campañas de defensa de la misma como producto natural y sostenible, alegando que es mejor para el medio ambiente que alternativas hechas de plástico.

A pesar de ello, marcas como Fendi –peletera por excelencia desde 1925- ya incluyó un menor uso de pieles en su colección spring 2019 que en las temporadas anteriores, así como Prada, la cual ha recibido la presión de las últimas campañas dirigidas por la Fur Free Alliance.

Así es como el movimiento / tendencia #furfree #fakefur ha supuesto un antes y un después en la industria, ganándole el juego a la peletería y alcanzando su máxima expresión.