READ IN: English

Tras acortar el calendario de NYFW como primera medida tras asumir su nuevo cargo en el CFDA, Tom Ford decidió transformar una estación de metro abandonada en su localización para la presentación de la colección SS20.

TOM FORD NYFW

La inspiración está en  todas partes y, probablemente, las fuentes más ricas se encuentren en los lugares y situaciones de nuestra vida diaria. Al igual que las calles de la ciudad, los usuarios y estaciones de metro de NY alimentan la creatividad de diseñadores como Tom Ford. En la parada de Bowery, perteneciente a la línea J/Z, el diseñador americano instaló un montón de neones rosas con los que dar un aura única al lugar elegido para su último show. Tener una Fashion Week más corta ha significado la llegada de experiencias únicas creadas por estos genios envueltos en NYFW. “Creo que es tiempo de naturalidad,” comentó, “y en ese sentido volver a esa especie de lujo chandalero por el que se ha vuelto reconocida América en todo el mundo». La intención está  m uy clara.

La sofisticación de algunas piezas, hechas de materiales lujosos como el satén, contrastaba enormemente con el entorno. Tom Ford (@tomford) es conocido por su maestría con las paletas neutras y los cortes clásicos, pero hacer un guiño a los diseños deportivos y las propuestas urbanas como monos amplios o gorras de beisbol fue totalmente inesperado y poco habitual en el imaginario del cineasta. Blazers combinadas con shorts de baloncesto de cintura elástica rompieron una vez más la línea tradicional del diseñador tejano. “Siempre me ha fascinado aquello que me ‘tortura»” declaró. Parece que mantiene una relación un tanto sadomasoquista con sus creaciones para la primavera de 2020.

Como muchos de los creadores que hemos visto en esta NYFW, Ford apostó por piezas translúcidas también. Es más que obvio que ir casi desnudo esta temporada será una realidad. Hora de darle duro al gym. Las piezas más destacadas fueron las inspiradas en Yves Saint Laurent que incluían unos tops moldeados en plástico, recuperando aquellos fabricados en cobre en 1969 por el artista francés Claude Lalanne. Los tiempos cambian y las etiquetas han mutado en una escena salvaje en la que todo es válido para todo.TOM FORD NYFWLos tradicionales códigos de Tom Ford también evolucionan. De otro modo morirían.