READ IN: English

Una de las consecuencias de la pandemia -que todavía no sabemos supuso un cambio positivo o negativo en nuestras vidas- el teletrabajo. Como consecuencia de ello, la mayoría de países se han visto forzados a actualizar los derechos laborales con el objetivo de defender la vida privada de las personas. Y Portugal acaba de aprobar una ley bastante interesante.

Una de las principales normas implantadas en el país vecino es la prohibición impuesta a los jefes de contactar con los trabajadores fuera de su horario laboral. Por supuesto, hay excepciones: en caso de emergencia está permitido. También se ha decretado la imposición de multas a aquellas empresas que monitoreen la actividad de sus empleados cuando teletrabajen.

El Parlamento de Portugal también ha implantado una ley que beneficia económicamente a aquellos que trabajen desde casa. De esta forma, se ofrecerán ayudas para pagar las facturas de luz e internet. Por último, se han implantado juntas empresariales bimestrales con el fin de evitar el sentimiento de aislamiento.

¿Y tú? ¿Qué opinas al respecto?