READ IN: English

El reciente informe de ganancias de Twitter del segundo trimestre muestra una caída significativa en los ingresos por publicidad. Es por ello que la compañía está buscando estrategias alternativas para levantar su negocio, una de las cuales implica la posibilidad de establecer un paywall.

El informe indica una caída del 23 por ciento en los ingresos en publicidad en comparación con el año pasado, que se sitúan en 481 millones de euros. Las causas del descenso de los ingresos son la pandemia de la COVID-19 y los “disturbios civiles” que han barrido Estados Unidos. Antes este panorama, la mayoría de los anunciantes han decidido hacer una pausa en las campañas.

El director general Jack Dorsey (@jack) ya ha mencionado a los inversores que lo más probable es que Twitter pruebe un modelo de suscripción. “Queremos asegurarnos de que podemos establecer una nueva línea de ingresos complementaria a nuestro negocio de publicidad”.

“Creemos que hay un mundo donde la suscripción es complementaria, donde el comercio es complementario, donde ayudar a la gente a manejar los paywalls… creemos que es complementario”. Algunas fuentes han especulado que una versión pago de Twitter supondría una experiencia de usuario sin anuncios, algoritmos ni rastreadores. Aun así, ¿estaríamos dispuestos a pagar por Twitter?