READ IN: English

Se trata de una colaboración entre Wes Anderson y la marca de viajes de lujo Belmond. El cineasta le ha otorgado su colorido imaginario al icónico vagón Cygnus del ferrocarril British Pullman.

Durante los años 20, este vagón estaba originalmente reservado para los jefes de estado que se encontraban de visita en Londres. Y no podría ser otro que Wes Anderson el que le diera su toque personal a este vagón tan conocido. No es un secreto que al cineasta le encantan los trenes. En muchas de sus películas aparecen representados a su imagen y semejanza estos medios de transporte.

El vagón se mantiene fiel a la estética característica de Wes Anderson, repleto de elementos vintage ordenados de forma perfectamente simétrica sobre colores llamativos. Curiosamente, el director tomó como referencia el nombre del vagón, en honor a una constelación de la Vía Láctea, por lo que encontramos detalles en forma de nubes, estrellas, olas y cubiteras en forma de cisne.

La buena noticia es que puedes montarte en este vagón de película. La mala, su precio. Para disfrutar la experiencia Wes Anderson completa, puedes reservar una excursión de un día (con cena incluida) por £400 por persona, £1,800 por pareja o reservar el vagón completo para 26 personas.

Recordemos que el próximo 16 de Octubre se estrenará The French Dispatch (2021), que contará con un reparto lleno de estrellas, que incluye a Swinton, Timothée Chalamet, Benicio del Toro y Adrien Brody.