This content is also available in: English

La marca de Samuel Ross, A-COLD-WALL*, acaba de lanzar un editorial fotografiado por Sara Sani (@sara_sani) dónde podemos ver la propuesta del diseñador hecha exclusivamente para mujeres.

A-COLD-WALL* © Sara Sani

© Sara Sani

Nunca hemos concebido ACW* (@acoldwall) como una firma de hombre, desde nuestro punto de vista su esencia siempre ha sido unisex y suponemos que lo seguirá siendo. En cuanto a esta nueva propuesta para ellas, la colección se percibe muy parecida a la línea de “hombre”. El protagonismo, como de costumbre, reside en la deconstrucción de patrones y en la utilización de materiales técnicos.

En el editorial, titulado “FORM”, vemos como abrigos, faldas y bolsos abogan por una feminidad clásica, en cierto aspecto, que se mimetiza con la visión vanguardista del proyecto de Samuel.

Sara Sani x ACW* | FORM

Este 2018 está siendo productivo para Ross, si hace pocas semanas hacíamos alusión a su nueva línea “low cost – Polythene – ahora tenemos que hablar de la citada línea de mujer. Un proyecto que no para de expandirse y que estamos completamente seguros triunfará en cada área que se proponga. #mustfollow

HIGHXTAR. is an online blog magazine devoted to the products that make contemporary urban life exciting.

>>> NEWSLETTER <<<

Suscríbete a nuestra newsletter y no te pierdas lo último de HIGHXTAR.
-
Subscribe to our newsletter and don't miss the latest from HIGHXTAR.

E-Mail
100%
¿Por qué ya no te gusta lo que compraste ayer?

¿Por qué ya no te gusta lo que compraste ayer?

Desde hace unos años, el tiempo que pasa entre que compro las prendas que tanto deseaba y las destierro al fondo del armario es cada vez más corto.

Todo sobre el nuevo Gosha Rubchinskiy

Todo sobre el nuevo Gosha Rubchinskiy

En el marco de MBFW Tbilisi, Gosha hizo un speech en el que habló -por primera vez- del nuevo Rubckinskiy y de los pasos que van a guiar su presente y futuro.

John Yuyi | El templo del arte digital

John Yuyi | El templo del arte digital

La artista John Yuyi explora la conexión entre el cuerpo y las imágenes; entre lo físico y lo virtual. Ahora la piel es la pantalla o lienzo sobre el que refleja la adicción a las redes.