READ IN: English

Un nuevo estudio revela los impactos ambientales nocivos de la nueva tendencia de alquilar ropa, desde el transporte hasta el mantenimiento.

A estas alturas, todos estamos familiarizados con la idea de que la moda es la tercera industria que más contamina el planeta. En un intento por reducir el impacto de la industria en el medio ambiente, en los últimos años han aparecido servicios de alquiler de prendas, aparentemente una respuesta al problema.

Sin embargo, un nuevo estudio publicado por Environmental Research Letters sugiere que alquilar ropa es peor para el medio ambiente que simplemente tirarla. El equipo detrás del estudio descubrió que el alquiler era la peor opción para el medio ambiente debido al transporte hacia los distintos clientes y la limpieza en seco.

De todas las opciones, la mejor con diferencia fue aumentar el número de veces que nos ponemos la ropa antes de tirarla. Suena simple, pero una investigación de la Fundación Ellen MacArthur sugiere que, si bien la producción de ropa continúa aumentando, el número promedio de veces que se usan prendas ha disminuido en un 36 por ciento.

Sin embargo, no todo son malas noticias, los investigadores sugieren que el alquiler de ropa puede ser un poco más ecofriendly si utilizamos medios de transporte con bajas emisiones de carbono y almacenamos artículos que se pueden usar durante más tiempo. ¿Qué opináis vosotrxs al respecto?