READ IN: English

Para celebrar sus 70 años de vida, BoConcept elige la ciudad Condal y al artista Misterpiro para iniciar su programa Scandinavian Life With Art.

Artesanía y diseño junto con sostenibilidad son las claves de BoConcept. La marca apuesta por utilizar materiales naturales, duraderos y funcionales. Esto lo vemos en reflejado en sus mesas que crecen según los comensales, o sus revolucionarios murales para el salón. Ahora, la marca llega con Scandinavian Life With Art – convirtiendo las paredes de su flagship store en una galería de arte o un museo–, con la intención de acercarnos el arte más actual y apoyar la escena local con intervenciones o propuestas de artistas emergentes.

Para esta primera edición, el creador elegido es @misterpiro. Con 28 años, es uno de los artistas de su generación que han roto fronteras. Encontramos el trabajo de Andrés en lugares tan dispares como Nueva York, Cancún, Palma de Mallorca, Miami, Seúl o Lisboa. La técnica de Misterpiro se basa en la improvisación, donde la agresividad del spray y la fineza de la acuarela se entremezclan sobre todo tipo de soportes.

“Mi primer contacto con el arte fue a través del graffiti, cuando sólo tenía 11 años. Empecé a crear mis primeros murales en Plasencia, la ciudad donde me crie, sin tener siquiera conocimientos o formación artística. Crecí y aprendí en sus calles, spray en mano, donde pude vivir de cerca el movimiento del arte urbano que estaba teniendo lugar en ese momento”. Luego vino el interés por ir más allá y se formó en diseño en la Universidad Complutense, aunque en su obra siguió siendo fiel al muro y al lienzo, siendo un artista multidisciplinar a la vez que urbano.

“En un primer momento la obra de la calle me llevó a buscar formas y texturas más delicadas que las que conseguía con el spray y, en cambio, la obra de estudio me reclamaba la fuerza del graffiti. Fue así como empecé a combinar dos mundos aparentemente opuestos y a través de esa mezcla, me encontré a mi mismo. Poco a poco descubrí mi propio estilo: la acuarela y las técnicas tradicionales de estudio, llevadas a espacios públicos en grandes formatos”, afirma el artista.

La Diagonal se tiñe de un arcoíris de arte

La propuesta de Misterpiro para Scandinavian Life With Art rompe con la concepción habitual del arte en un salón. Se olvida de los soportes habituales, el lienzo o el papel, para crear un gran mural que envuelve todo el espacio. De esta forma, sigue la tradición de grandes maestros como Rafael, Miguel Ángel o Tintoretto, o más cercanos con Jean Cocteau, Matisse, Sert, Diego Rivera…

“Aunque odio volar, encuentro inspiración en los paisajes celestes y me obsesiona la luz del atardecer y su gama cromática, siempre recurrente en mi obra. Me inspiran la luz de Turner o el impresionismo de Monet y las obras figurativas de Bacon, su deformación y ambigüedad, o las pinturas tradicionales orientales. Pero también el recargamiento y el barroco de Zimmermann, Rubens o Caravaggio; o la escultura de Bernini”. Y, matiza, “asimismo, encuentro estímulos en la pintura expresionista y abstracta contemporánea, la naturaleza, la moda y, sobre todo, en la música”.

En el 558 de la barcelonesa Avenida Diagonal, encontramos el color del artista –que toma salvajemente las paredes con un mural– y la sutileza de las formas escandinavas, con una selección de iconos de la marca –entre ellos el sofá Carmo, la butaca Chelsea, el escritorio Cupertino o la lámpara Outrigger–. “Quiero que el espectador se deje llevar, se introduzca en la pieza y viaje por ella sin pensar en nada, como cuando viajas en avión y vas mirando por la ventanilla. Aunque también puede reflexionar y encontrar su propio significado, ¡si quiere!”.

HIGHXTAR. meets Art Basel w/ Misterpiro & Sabek | Powered by Levi‘s.

Newsletter