READ IN: English

El año pasado, Harry Styles se convirtió en el primer hombre en solitario en protagonizar la portada de Vogue con un vestido. Aunque esta acción estaba destinada a celebrar la libertad, también planteó algunas cuestiones por no ser un miembro real de la comunidad LGTBQ+. Entre ellos está el actor Billy Porter, quién acaba de manifestarse al respecto.

El artista, cantante, actor e icono de estilo de la moda genderless ha dado su opinión de forma pública sobre que un hombre blanco heterosexual haga la portada y se declare como un acto revolucionario. De hecho, se nombra a él mismo como el pionero en llevar vestidos: «Cambié todo el juego. Yo. Personalmente. Cambié. El. Juego. Total. Y eso no es ego, es solo un hecho. Yo fui el primero en hacerlo y ahora todos lo están haciendo».

La estrella de Pose y su arsenal de hermosos vestidos se han convertido en elementos emblemáticos de la alfombra roja y siempre lo colocan en las listas de los mejor vestidos. Para él, la portada de Harry Styles fue una decepción, dado que se vio obligado a «luchar con todo para llegar al momento donde está ahora y poder lucir con un vestido para los Oscar«, mientras que «todo [Styles] lo que tiene que hacer es ser blanco y delgado».

«Creé la conversación [sobre la moda no binaria] y, sin embargo, Vogue puso a Harry Styles, un hombre blanco heterosexual, con un vestido en su portada por primera vez». El actor siente que la industria de la moda le ha aceptado porque tiene que hacerlo. «No estoy atacando a Harry Styles, pero… a él no le importa esto, solo lo hace porque es lo que hay que hacer», explica el actor estadounidense. «Para mí, esto es política. Esta es mi vida».