READ IN: English

¿No os habéis preguntado cómo será la nueva normalidad después de la pandemia? Nosotros sí. Además, hemos estado investigando sobre cómo se verá afectado el retail. Por ello, os traemos cinco claves que podrían cambiar la moda y el lujo tras la crisis del coronavirus.

claves

La crisis del coronavirus ha afectado el curso de la vida tal y como la conocíamos hasta el momento. La nueva normalidad afecta a todos los sectores sociales, incluidos la moda y el lujo. Según el Boston Counsulting Group, las ventas de la industria de la moda podrían caer entre un 25 y un 30 por ciento este año. Alentando esta estimación, Brand Finance estima que las compañías globales podrían perder hasta 1 $ el valor de su marca este 2020.

Para paliar esta situación, las casas de lujo más importante de la industria han brindado apoyo financiero a los servicios de la salud y a sus trabajadores. Es el caso de LVMH, Kering y el Grupo Prada. Además, estas casas han lanzado geles desinfectantes, mascarillas y batas de laboratorio.

Más allá de estas iniciativas, las compañías están estudiando nuevas estrategias para afrontar la crisis. Pensaron que las ventas online equilibrarían en parte sus finanzas. Sin embargo, muchas de las firmas no han podido garantizas las entregas por lo que suprimieron los envíos.

Esta perdida en sus finanzas nos lleva a plantearnos los drásticos cambios que se producirán en la industria. Así, os mostramos cinco claves:

1. Aumento de la digitalización.
Para solventar el exceso de mercancía debido al cierre de tiendas, las firmas profundizarán las ventas online. Este servicio ofrecerá al cliente una experiencia mucho más guiada y personal durante la compra. Entran también en juego minoristas como Farfetch que ayudarán a incrementar las ventas a través de sus plataformas.
Iniciativas como la creación de nuevas tiendas virtuales o efímeras “tiendas emergentes”, serán la clave para incentivar las ventas y el flujo de producto.

Además, grandes publicaciones como Vogue o diseñadores como Jacquemus, han comenzado a realizar editoriales y fotos vía FaceTime. Quizá, esta iniciativa perdure y la creación de contenido a distancia se multiplique.

2. Boom del Second Hand
Actualmente, el second hand estaba bastante en auge. Cada día eran más las personas que se sumaban a esta tendencia. nada se puede comparar al subidón de adrenalina que sientes cuando encuentras una pieza de lujo a precio asequible. A esto se le suma la sostenibilidad que conlleva comprar ropa de segunda mano.
Con todo, y tras esta crisis que ha afectado a toda nuestra economía, serán más y más los consumidores del second hand. Consultoras como BCG y Altagamma predijeron que el mercado de segunda mano, estimado en 22 mil millones de euros en 2018, crecería un 12 por ciento para 2021.

3. Hacía un lujo más responsable
Cada día son más las personas que compran menos y mejor. Es decir, se ha producido un cambio en el comportamiento del consumidor hacia un lujo más responsable. Relacionado con el punto anterior del second hand, los millennial afirman haber cambiado su comportamiento en pro de la sostenibilidad. De este modo, las grandes firmas de lujo aspiren a recuperar “pronto” sus pérdidas gracias sus clientes que aspiran al lujo eterno.

4. Probable recorte en presupuestos para comunicación y relaciones públicas
La nueva normalidad obligará a la población mundial a cambiar su modo de relacionarse. Del mismo modo, lo harán las empresas. Así, el formato al que estamos acostumbrados de fashion weeks podría verse sustituido por experiencias virtuales o shows más privados y reducidos.

claves

5. Nuevas consolidaciones en las empresas de lujo
La actual reducción de capital de las pequeñas empresas podría ser la oportunidad perfecta para la ampliación financiera y comercial de grandes grupos. Así, LVMH, Kering, el Grupo Prada o Chanel podrán comprar competidores o nuevos proveedores y aumentar su propiedad.

El cambio de panorama tras la crisis hará replantear nuestros modelos económicos actuales suscitando nuevas formas de comercio más sostenible. ¡Es hora de empezar a concienciarnos!