READ IN: English

Las marcas históricamente enfrentadas se unen por primera vez para salirse del juego publicitario de la Super Bowl. Han optado por no participar tras 20 años publicitándose en el icónico evento que tendrá lugar el 7 de febrero.

Coca-Cola y Pepsi no se publicitarán en la Super Bowl LV

Preocupados por poder dar el tono equivocado en medio de la crisis global, rompen con la tradición y deciden no emitir anuncios de TV durante la Super Bowl de 2021. La rivalidad que siempre surgía en dicho contexto deportivo, se diluye esta vez debido al atípico clima social y económico.

Pepsi ha decidido destinar el dinero en el patrocinio del medio tiempo de la Super Bowl, este año encabezado por The Weeknd. Paralelamente, Coca-Cola, exponía sus razones declarando que preferían asegurarse de que estaban invirtiendo en los recursos adecuados durante estos tiempos sin precedentes. El año pasado, la marca gastaba nada más y nada menos que 10 millones de dólares durante la Super Bowl LIV.

Y es que, hasta marcas del calibre de Pepsi y Coca-Cola se han visto obligadas a recortar el presupuesto publicitario. En cambio, otras como M&M’s, Pringles, Toyota, o TurboTax si han decidido destinar ese dinero y participar dentro de la parrilla de anuncios del juego de la NFL. Eso sí, utilizando el tono correcto en tiempos de pandemia y de altas tensiones sociopolíticas en todo el país. Ahora toca medir más que nunca las palabras.