Tener una piel saludable y de apariencia sana muchas veces es difícil de conseguir sobre todo sino sabes como tratar tu rostro. Por eso, te ayudamos a identificar qué tipo de piel tienes para que utilices los productos necesarios y así obtener el resultado que deseas.

Conseguir el resultado deseado es muy sencillo, aunque hay que dedicarle tiempo y ser paciente. Sobre todo porque no vas a tener una glass skin o piel de cristal de la noche a la mañana. Es importante alimentarse bien, dormir suficiente, hacer deporte y beber mucha agua. Y, como no, poner en práctica una serie de consejos que debes aprender e incluir en tu skin routine. Para saber qué tipo de piel tienes, primero has de saber identificar los tipos de pieles existentes. Te hablamos de ellos:

Piel normal

Si notas que tienes pocos granos, poros pequeños y tu piel no suele irritarse ni enrojecerse, lo más probable es que tengas una piel normal. Este tipo de piel suele ser equilibrada, no es demasiado seca ni muy grasa, y no tiene manchas. Por otro lado, tu dermis es suave, resistente, y acepta la mayoría de los principios activos que se usan en los productos de cuidado para la piel, por lo que comprar productos de belleza será pan comido para ti.

Sin embargo, cuídala como se merece y ten a mano siempre un fotoprotector que te proteja de la presencia de radicales libres.

D+Skin es una marca especializada en el cuidado innovador de la piel para que luzca más luminosa y reluciente día tras día. Su fórmula contiene Vitamina D liposoluble, un ingrediente que actúa reforzando la barrera de la piel, combatiendo arrugas y mejorando la microcirculación, al mismo tiempo que protege de los radicales libres y proporciona un acabado no graso, radiante y visiblemente más joven.

La crema facial hidratante antiage de D+Skin, además de hidratar, ayuda a reducir los signos de la edad y devuelve a las pieles apagadas esa luminosidad radiante para un aspecto saludable.

Crema facial hidratante antiage D+Skin

Piel grasa

La piel grasa es una piel que produce un exceso de lípidos. Este desarreglo puede tener su origen en las variaciones hormonales o agresiones externas como el estrés o la contaminación. Cuando el exceso de grasa se mezcla con la suciedad y las células muertas de la piel, comienzan a formarse granos. Las investigaciones indican que entre el 40% y 55% de los adultos tienen la piel grasa y sufren acné tardío.

El acné puede aparecer en cualquier momento (y a cualquier edad). Causas hay muchas, desde una mala limpieza hasta la propia genética. Una buena solución para combatirlos es la marca número uno contra el acné: Acnemy. Gracias a su tecnología y a sus ingredientes cicatrizantes y reguladores, acaba con los granos de una forma rápida, sencilla y eficaz.

El Kit de rutina facial para pieles con tendencia acneica de Acnemy incluye los cinco imprescindibles de la rutina antiacné ahora disponible en formato mini. El pack perfecto para probar los productos o conseguir tus favoritos en tamaño viaje y llevarlos allá donde vayas.

Kit de rutina facial para Pieles con Tendencia Acneica Acnemy

Piel seca

La piel seca es pobre en lípidos y con tendencia a la deshidratación. Es por eso que necesita cuidados específicos que la ayuden a mantener su función de barrera y a preservar la hidratación que tanto necesita. Las pieles secas se caracterizan por tener una sensación de tirantez, tono apagado, tacto áspero, irritable, con rojeces e incluso puede presentar descamación. Por tanto, hidratarla es la clave para que el paso de los años no la castigue.

Formulado con aceite esencial de lavanda y aceite de onagra, el sérum reparador nocturno de Kiehl´s hidrata y ayuda a restaurar la piel mientras duermes para despertar con una piel radiante y de aspecto más joven por la mañana. Este tratamiento reduce visiblemente las líneas finas, refina la textura de la piel y aumenta la luminosidad en solo una noche. Ayuda a suavizar y reafirmar la apariencia de la piel y aumenta la hidratación esencial para ayudar a restaurar la apariencia de aspecto cansado del rostro. El resultado es una piel suave, flexible e hidratada.

Serum reparador nocturno Kiehl´s

Piel sensible

Una piel sensible e intolerante reacciona más que una piel normal, es decir, es hiperreactiva. Experimenta sensaciones de cosquilleo, calor (quemazón), hormigueo y picor, aunque esto es poco frecuente.

Estas sensaciones de incomodidad a veces también van acompañadas de enrojecimientos y se manifiestan de forma exagerada como reacción a estímulos de naturaleza diversa que, normalmente, no deberían causar irritación. Dichos factores pueden ser físicos como la radiación UV, variaciones de temperatura, viento o el propio hecho de frotarse la piel; psicológicos, por ejemplo, el estrés; o químicos con reacciones a determinados productos cosméticos.

La mascarilla facial calmante de Origins atenúa las rojeces, las manchas y la sensibilidad de la piel gracias a su formulación con hongos cordyceps y reishi, además de jengibre, albahaca azucarada y cúrcuma. Aporta luminosidad y ayuda a reconstruir la barrera cutánea que protege la piel de las agresiones externas. Esta combinación de aceites esenciales 100 % naturales de geranio, naranja, mandarina, pachulí y lavanda es ideal para las pieles sensibles o reactivas.

Mascarilla Facial Calmante Origins

Stella McCartney lanza su propia marca de skincare.

Newsletter