READ IN: English

El actor Johnny Depp y su ex mujer Amber Heard están en medio de un juicio televisado que ha captado la atención de todo mundo. Podría considerarse el juicio de la década y algunos han llegado a compararlo con el de O.J. Simpson. Te ponemos en contexto para que entiendas todo lo relacionado con el caso.

Amber Heard y Johnny Depp comenzaron su relación en 2012, en 2015 se casaron y solo 15 meses después la actriz solicitó el divorcio. En la demanda acusaba al actor de haberla golpeado y por eso interpusieron una orden de alejamiento. Depp lo desmintió. Poco después, Heard retiró la orden y selló un acuerdo millonario con el actor para comenzar un proceso amistoso.

Aunque parecía que todo había quedado en otra ruptura estrepitosa de Hollywood, no fue así. Llegó el movimiento #MeToo y Amber escribió un artículo en The Washington Post hablando sobre las presiones y pérdidas de trabajo que sufrió tras esa denuncia sin señalar directamente a Johnny. Y es que perdió un contrato de trabajo con una marca de moda y sufrió bullying virtual.

En el artículo publicado en 2019 la actriz dijo que «tuvo la rara ventaja de ver en tiempo real cómo las instituciones protegen a los hombres acusados de abuso». Por eso, con la vuelta de la saga Piratas del Caribe, Disney decidió echar a Johnny Depp de la compañía. Sin embargo, no está del todo claro que fuera por eso ya que Heard asegura que lo despidieron por un mal comportamiento reiterado.

Tras «solucionar» la primera acusación de abuso con un acuerdo amistoso, Depp respondió a la segunda intervención de la actriz con una demanda por difamación en 2020. El actor pidió 50 millones de dólares a su ex mujer catalogando las acusaciones como «demostrablemente falsas». Además de señalarla a ella como la real abusadora y no la víctima.

La actriz le respondió con una contrademanda afirmando más o menos lo mismo que el actor por al revés. Pocos días después se tuvieron que ver las caras en un juicio en Londres porque el diario The Sun lo calificó de «golpeador de esposas» lo que el juez señaló como «sustancialmente verdadero». Por eso, Warner se sumó a Disney y decidió prescindir de él para la saga Animales Fantásticos.

No ha sido hasta ahora cuando Johnny y Heard han comenzado a enfrentarse judicialmente. La demanda del actor y la contrademanda de ella les enfrenta en un juicio por difamación. Aunque muchos pensaban que era por violencia doméstica, lo que realmente quieren resolver con el juicio es quien a difamado a quien y calcular la cantidad de dinero que debe uno al otro por ello.

Sin embargo, en las primeras declaraciones, el abogado de Heard declaró que él había agredido sexualmente a Heard estando ella inconsciente. El actor negó esto y afirmó que en una discusión ella le lanzó una botella y le cortó el dedo. La terapeuta de la pareja declaró que el abuso era mutuo, que ambos se golpeaban cuando discutían y que llegaban con moratones a la consulta.

Además de esto, se han aportado en el juicio otras pruebas como unos mensajes del actor hacia su ex mujer bastante fuera de lugar, como por ejemplo: «¡La idiota de la vaca! Golpearé a la perra fea antes de dejarla entrar, no te preocupes. ¿Ya llegó esa puta sin valor?». Y unos vídeos de ella siéndole infiel al actor en el ascensor de su casa con James Franco y Elon Musk.





Newsletter