READ IN: English

Un nuevo estudio ha revelado que se puede saber qué tipo de apego tienes según la música que más escuchas.

Para el estudio, los investigadores de la Universidad de Toronto pidieron a 570 personas que nombraran 12 de sus canciones favoritas y, luego, examinaron la letra de cada una de ellas en busca de sentimientos y emociones clave. Después de analizar más de 7.000 canciones, descubrieron que las canciones favoritas de una persona no solo reflejan sus pensamientos y sentimientos, sino que también pueden revelar su tipo de apego.

La teoría del apego fue desarrollada por primera vez por el psicólogo británico John Bowlby. Sugiere que los lazos que forman las personas en sus primeros años de infancia afectan directamente a la forma en que construimos nuestras relaciones posteriores y es que hay una serie de patrones que se repiten en la manera que tenemos de relacionarnos. Hay cuatro ‘estilos de apego’ posibles: seguro, ansioso, evitativo y ansioso-evitativo.

Tipos de apego

Apego seguro

Este es el apego más sano de todos y se da cuando los niños/as sienten apoyo y amor incondicional por parte de sus padres. Este tipo de apego se da cuando el cuidador proporciona seguridad y se preocupa de establecer una comunicación y un buen contacto con los niños/as.

Apego ansioso

El apego ansioso se caracteriza por una necesidad de contacto en el vínculo. En ese sentido, figuras que sí expresaban afecto pero que eran poco predecibles en sus acciones hacen que la persona priorice las sensaciones corporales. Por lo que la persona basa su felicidad en la pareja porque tiene miedo al abandono.

Apego evitativo

Las personas con estos tipos de apego suelen tener dificultades para intimar física y emocionalmente con los demás y no buscan apoyo en otras personas. Se suele desarrollar debido a que los cuidadores durante la infancia eran estrictos, emocionalmente distantes o estaban ausentes.

Apego desorganizado

Se caracteriza por una relación amenazante en la que los cuidadores tienen un comportamiento impredecible y abusivo con el niño. A posteriori, pueden presentar relaciones de amor-odio, vínculos inestables, miedo al abandono o dificultades para confiar en los demás.

Según el estudio de Toronto, las personas con apego seguro preferían canciones alegres como I Got You Babe de Sonny & Cher (“Entonces pon tu manita en la mía/No hay colina o montaña que no podamos escalar”). Las personas con apego ansioso optaron por canciones como Someone Like You de Adele (“Supongo que ella te dio cosas que yo no te di”), mientras que a los evasivos optaban No Scrubs de TLC (“No, no quiero tu número”) . Los desorganizados escogieron Work de Rihanna y Drake (“trabajo trabajo trabajo trabajo trabajo trabajo”).

Si quieres leer todo el estudio  no dudes en hacerlo aquí. 

La tendencia Clean Girl: ¿agotadora o aspiracional?

Newsletter