READ IN: English

La Doja Cat de ‘Bitch i’m a cow’ se bajó del ego la semana pasada ante las acusaciones de racismo por las que fue tachada. Exactamente la trama se inició con el resurgimiento de su canción de 2015 ‘Dindu Nuffin’. Su significado resulta un insulto racista usado para burlarse de las víctimas negras de la brutalidad policial. Por si no fuera poco, fue doblemente acusada por aparecer en chats racistas a través de los hastags: #DojaCatIsOverParty y #OnlyKlans.

Doja Cat

La rapera prendió Internet, y ante las acusaciones, emitió el domingo una declaración. A través de su Instagram @dojacat para pedió disculpas a todos aquellos que había ofendido.

“He usado las salas de chat públicas para socializar desde que era una niña. No debería haber estado en algunos de esos sitios de chat, pero personalmente nunca he estado involucrada en ninguna conversación racista. Lamento a todos que haya ofendido”.

Doja continuó el discurso “anti-racista” diciendo que estaba muy orgullosa de sus orígenes sudafricanos. Además, añadió que la mencionada canción “no estaba de ninguna manera ligada a nada fuera de su propia experiencia personal”.

Doja Cat ante las acusaciones racistas

“Fue escrita en respuesta a la gente que a menudo usaba ese término para herirme”, explicó Doja, antes de decir: “Hice un intento de darle la vuelta a su significado, pero reconozco que fue una mala decisión usar ese término en mi música [..] Ese no es mi carácter, y estoy decidida a mostrar que todo el mundo sigue adelante”.

Lee el manifiesto entero de Doja Cat ante las inculpaciones racistas en la foto de Instagram.