READ IN: English

A la hora de disfrutar del sexo, no existe una fórmula mágica que valga para todo el mundo, sino que cada persona disfruta de forma diferente de las más de 1.001 maneras de estimular nuestro cuerpo o tantas como uno mismo sea capaz de descubrir. Con motivo del lanzamiento de su nuevo y revolucionario juguete erótico LELO DOT, la marca de juguetería erótica de lujo y bienestar sexual, ha querido indagar sobre el autoconocimiento y cómo los españoles estamos al tanto de cuáles son y cómo estimular nuestros puntos erógenos o de placer.

¿HASTA QUÉ PUNTO(S) NOS CONOCEMOS?

Las zonas o puntos erógenos, son aquellas partes del cuerpo altamente sensibles -debido a la gran cantidad de terminaciones nerviosas que las componen- por lo que, al ser estimuladas, son capaces de provocar excitación sexual. “Cada persona y cuerpo es único, por lo que es importante comprender que cada cual puede sentir excitación en diversas partes y de maneras distintas. Prácticamente cualquier parte del cuerpo humano puede ser considerada un punto erógeno. Además de los genitales, los pechos, las orejas y el cuello, existen muchas otras zonas erógenas, como pueden ser los muslos, los pies, el cuero cabelludo, el paladar… y un largo etcétera”, afirma Valérie Tasso, sexóloga, escritora y embajadora de LELO.

Siendo el cuerpo humano tan versátil y sensitivo, llama la atención que tan sólo el 22% de españoles tiene localizado más de 3 de sus puntos erógenos. El cuello es la zona erógena más identificada como tal, superando en erotismo incluso al pene o el clítoris. En ocasiones, las relaciones sexuales se limitan a los genitales, así lo cree más de la mitad de la población (53%) que afirma que su pareja no les pregunta por sus puntos erógenos durante los encuentros sexuales. Este desconocimiento puede limitar el grado de satisfacción sexual, ya que podemos dejar de lado zonas potencialmente muy excitantes por el hecho de no preguntar o no auto-conocernos en profundidad.

EL PUNTO CLAVE PARA ESTAR ‘A PUNTO’: EL CLÍTORIS

El núcleo sexual de la mujer podría atribuirse al único órgano cuya función vital está dedicada a hacernos sentir placer: el clítoris. Se trata de una gran zona de placer que, como afirma Tasso, “puede llegar a medir hasta doce centímetros y es altamente sensible, ya que cuenta con más de 8.000 terminaciones nerviosas. Por eso, estimular esta zona es muy útil para conseguir un viaje hacia el orgasmo muy placentero. Aunque 2 de cada 3 españoles creen que hay por lo menos dos tipos de orgasmo, pero están equivocados: la respuesta orgásmica siempre se produce en el clítoris, a través de infinitas vías de estimulación”.

LELO DOT O CÓMO ESTIMULAR EL CLÍTORIS CON PRECISIÓN

Siempre hay cabida para la experimentación, para el autoconocimiento y para potenciar el placer. Por eso, LELO, con su nuevo estimulador de clítoris de máxima precisión, LELO DOT, invita a crear un mapa de las zonas erógenas y conocer el camino de placer de cada cuerpo, para incrementar al máximo la satisfacción y el autoconocimiento.

Con este único objetivo y gracias a su precisión, LELO DOT es capaz de reinventar el placer y potenciar los multi-orgasmos a través de la estimulación de todos los puntos erógenos. Su nueva tecnología Infinite Loop™, combina una punta suave y flexible con un movimiento elíptico único -en forma de ocho- para proporcionar una estimulación absolutamente precisa, especialmente en el clítoris, pero también en cualquiera de las zonas erógenas externas.

Su potente movimiento y sus ochos patrones de vibración diferentes, así como sus distintas intensidades y ángulos de aplicación, ofrecen un nuevo tipo de orgasmo, mucho más intenso y, sobre todo, más concentrado en los puntos de placer -ya sea la vulva, los pezones o el cuello…- lo que permite una gran variedad de clímax ilimitados e inexplorados.

LELO y sus imprescindibles para la temporada de otoño 2022-

Newsletter