READ IN: English

La compañía de ropa está valorada en 3.000 millones de dólares y tiene beneficios de 100 millones al año. Su propietario, Yvon Chouinard, transferirá la propiedad a un fideicomiso y a una organización sin ánimo de lucro que dedicará las ganancias de la empresa a luchar contra el cambio climático. 

Yvon Chouinard, amante de la escalada, explicó en un comunicado que optó por esta vía como una forma de dedicar más dinero a la crisis climática y mantener intactos los valores de la compañía. “Si tenemos alguna esperanza de un planeta próspero -y de un negocio próspero- dentro de 50 años, será necesario que todos hagamos lo que podamos con los recursos que tenemos. Esta es otra manera que hemos encontrado para hacer nuestra parte”.

A diferencia del fast fashion, la marca invita a sus compradores a utilizar sus prendas hasta que estas lleguen al final de su vida útil. Las tiendas de Patagonia no abren durante el Black Friday, una jornada donde se da rienda suelta al consumismo. También destinan, y lo seguirán haciendo, el 1% de sus ventas a organizaciones ambientalistas. A pesar de esto, la compañía registra unas ventas por más de 1.000 millones de dólares anuales.

Chouinard, su esposa y sus dos hijos de la pareja han transferido la empresa y fortuna a dos organismos: el Patagonia Purpose Trust, un fideicomiso que tendrá el 2% de los títulos de la empresa, y una organización sin fines de lucro, Holdfast Collective, que será propietaria del 98% de la marca de ropa. Estas fueron creadas para emplear los 100 millones contra el cambio climático y proteger las reservas ecológicas en todo el mundo.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Patagonia (@patagonia)

Los 10 famosos que más contaminan con sus jets privados.





Newsletter