READ IN: English

Como ya os comentamos anteriormente, MSCHF fue objeto de una nueva denuncia de Vans por sus nuevas zapatillas «Wavy Baby» by Tyga que se agotaron en una hora. 

Vans demandó en abril a MSCHF por infracción de marca registrada, denominación de origen falsa, competencia desleal y dilución de marca registrada. “MSCHF comercializó el zapato Wavy Baby en un esfuerzo directo por confundir a los consumidores, desviar ilegalmente las ventas de Vans y dañar intencionalmente los derechos de propiedad intelectual de la marca”.

Las pruebas mostradas por la abogada de Vans, Lucy Wheatley, incluyen un video en el que Tyga coloca un par de zapatillas Old Skool en un microondas, convirtiéndolas en zapatos Wavy Baby, y comentarios en las redes sociales de personas que creían que las zapatillas MSCHF eran una colaboración con Vans.

Al ver el argumento sólido de Vans, el juez de distrito de los EE. UU. William F. Kuntz emitió una orden de restricción temporal a MSCHF, evitando que la marca anuncie legalmente los zapatos o complete pedidos mientras el caso continúa. MSCHF también debe cancelar los pedidos que se han realizado, y el dinero de los pedidos que no se pueden revertir se mantendrá en depósito.

De modo que, si se demuestra su culpabilidad, la marca puede ofrecer un reembolso a los clientes que creían que estaban comprando una colaboración oficial de Vans. “En particular, la Corte observa las sorprendentes similitudes visuales entre los zapatos Old Skool y los zapatos Wavy Baby y su respectiva caja”. 

Ahora… ¿Por qué no le echas un vistazo a la última campaña de Swarovski en la que Bella Hadid es imagen?

Newsletter