READ IN: English

Como cada temporada, todas las firmas han cedido creaciones y momentos únicos a la historia de la moda (por ser del todo seductoras o por el rechazo que crean). Pero para la próxima temporada,SS19, desde las extravagancias y los escenarios imposibles hasta las reivindicaciones sociales se han multiplicado como nunca antes en la historia de las pasarelas. La lista es infinita, pero te hemos hecho un resumen con algunos de los detalles más destacables de las últimas 5 semanas.

Saliendo de una época de minimalismo exagerado, esta temporada ha sido la revolución de los excesos en el volumen, el color (con el neón como elemento esencial) y en la diversidad de tejidos (con un especial énfasis en el estampado snake y piezas brillantes).  Sin olvidar el beige y amarillo que han empapado todas las pasarelas.

La estética sport y de materiales técnicos elevados a moda que ya se estaba dejando entrever en las calles se ha impuesto con fuerza y en repetidísimas ocasiones en las diferentes colecciones a través de: mallas ciclistas, gafas deportivas XXL, camisetas de lycra o en las sneakers: Nike Shox x Comme des Garçons. Entre los que mejor han representado la tendencia están: Afterhomework, Off-White y Marine Serre.

Las pasarelas se han convertido en un ring de combate entre zapatos vs. sneakers (que han perdido la excentricidad que había dominado los últimos tres años). Además, los accesorios han reinventado el significado propio de esta palabra, pues especialmente los bolsos y los gorros han pasado al primer plano en los desfiles del SS19, siendo un elemento básico en los looks.

En un marco más contextual, y tal y como pronosticábamos, el genderless ha sido todo un cometido, y se ha visto reflejado en la pasarela a través de modelos trans y prendas sin género. Por fin, todo es para TODOS.

Con el fin de volver a sus raíces, a sus épocas doradas y momentos más icónicos, muchas firmas han hecho desfilar a mujeres que fueron las reinas del haute couture en los 90. Entre ellas se encuentran Stella Tennant para Victoria Beckham, Shalom Harlow  para Versace, Monica Bellucci y Eva Herzigova para Dolce & Gabbana.

Shalom Harlow | Versace

Además, y para sorpresa de toda la industria, Cara Delevingne volvió a pisar las pasarelas de la mano, exclusivamente, de Balmain ( a pesar de su fuerte vínculo con Burberry).

Cara Delevingne | Balmain

Finalmente, las declaraciones políticas han sido más bien implícitas y interpretativas en esta ocasión. Pero Jeremy Scott dio la cara y apareció al final de su desfile con una camiseta con la que reclamaba a la gente “Pide a tus senadores que digan no a Kavanaugh”, una petición que ha ido cobrando más sentido a lo largo del mes, tras el juicio contra el juez impuesto por Trump, acusado por abusos sexuales.

El camino para el SS19 ya está marcado, además otro de los movimientos más notables es el eco-fashion: la industria parece haberse concienciado y cada vez son más las firmas que optan por no usar pieles y reducir el uso de plásticos como el vinilo. Ha nacido la moda sostenible de alta costura.