READ IN: English

Muchas veces en el mundo de la moda todo se centra en crear perspectivas totalmente nuevas, en romper las reglas y en rediseñar todo desde cero con un sentido absoluto de libertad y ausencia de prejuicios. Pero cuando se trata de dar una nueva visión sobre los clásicos, en torno a los looks que tenemos en nuestro armarios desde los orígenes de la moda nos encontramos con una frontera muy fina entre desastre y genialidad. Fendi lo hizo, y lo hizo jodidamente bien.

Fendi ya no tiene prácticamente nada que demostrar llegados a este punto. Su herencia y merecida popularidad entre los apasionados de la moda han proporcionado a la casa fundada en Roma una posición muy cómoda y un éxito inmediato prácticamente asegurado en aquello que decida crear.

Incluso en ese posición tan solvente, la casa encabezada por Silvia Venturini Fendi (@silviaventurinifendiestá comprometida a demostrar que tras el fallecimiento de Karl, hay mucha vida en la maison de la doble F. Su posición como Directora Creativa de la sección masculina en la firma de sus abuelos ha supuesto un reto para la diseñadora italiana, encargada de redefinir la estética de los clásicos contemporáneos para el hombre de hoy. En su colección para FW20 la constante presencia de piezas hechas de piel, los tonos neutrales y el calzado de proporciones barrocas queda magistralmente coronado con una selección de bolsos y accesorios que invadirán el feed de IG tan pronto estén disponibles.

Silvia, que fue la mente detrás del ya icónico baguette de Fendi, ha decidido que el hombre de Fendi debe tener un aspecto descomunal y, para ello, Venturini ha traído a MFW una deliciosa selección de piezas de sastrería con proporciones ligeramente exageradas y sello futurista. Lana y pelo tienen un lugar privilegiado entre las propuestas de FW20 así como las botas de pescador hasta la rodilla de estética chunky y suela grotesca con el monogram de la casa, high-tops y zapas de corte running.

Abrigos de tres cuartos, chaquetas de aviador y piezas de punto contundentes son el climax para esta última selección de Silvia Venturini, la cual tiene una fijación con los beanies de piel y lana y los bucket hats peludos.

Y si hablamos de Fendi (@fendi) tenemos que hacerlo de sus accesorios. En Milán pudimos deleitarnos con una serie de bolsos de mano, clutches, shopping bags, maletines rígidos, mochilas y minitrunks construidos en piel, pana, punto o pelo, ofreciendo una espectacular paleta de opciones para los hombres que amen la excelencia en cada detalle.

Roma no se construyó en un día, pero sí que ha sido reconquistada en ese tiempo.