READ IN: English

En medio de su idílico jardín japonés, Armani desplegaba su propuesta primaveral para 2022 alrededor de 80 espectadores. El director creativo nos dejaba ver una propuesta sutil, elegante y sexy con la que deconstruía la silueta formal y dejaba fluir sus líneas, evocando la “ropa deportiva” de antes de mediados de siglo.

“La actitud general es muy ligera, porque creo que todos hemos aprendido a ser informales y más relajados en nuestra forma de vestir”, explicó Armani en un comunicado, posicionándose en contra del traje convencional, y ofreciendo a las nuevas generaciones un código de vestimenta actualizado para vivir.

En la propuesta podemos ver looks sofisticados conformados a través de trajes, jerséis, chalecos y camisas abotonadas en diferentes materiales y estampados. Una paleta cromática infinita baña toda esa colección masculina que renueva el athleisure a través del savoir faire del diseñador italiano.

Giorgio (@giorgioarmani) volvió a demostrar su alta sensibilidad en la sastrería masculina, y el cómo posicionarse por encima de los códigos de vestimenta tradicionales a través de una “idea de comodidad más acorde con los tiempos que vivimos”. El impacto de la pandemia se diluía así en todas esas prendas que actualizan el concepto de comfortwear en el sector del lujo.