READ IN: English

¿Qué se puede hacer con un sistema de la moda que está obsoleto? El Gucci de Alessandro Michele tiene la respuesta: romper con el calendario de la moda convencional y lanzar únicamente dos temporadas anuales.

Gucci goes seasonless

Este nuevo ritual en pro a la sostenibilidad fue anunciado por la casa de moda propiedad de Kering, uniéndose a su luxury partner Saint Laurent, quien también prendió los cimientos de la moda tradicional abandonando el calendario de Fashion Week.

El hecho de dirigirse hacia un futuro seasonless y parar el modo speed de la industria es la idea detrás del comunicado que Michele expresó a través de Instagram: “Me gustaría dejar atrás la parafernalia de leitmotiv que colonizó nuestro mundo anterior: crucero, pre-otoño, primavera-verano, otoño-invierno. Creo que estas ya son palabras rancias y poco alimentadas”.

Abandonar el desgastado ritual de las mil temporadas, lanzando únicamente dos propuestas al año. De este modo, se acercarán y serán más fieles a los ideales de la firma. “Nos reuniremos sólo dos veces al año, para compartir los capítulos de una nueva historia. Capítulos irregulares, alegres y absolutamente libres, que se escribirán mezclando reglas y géneros, alimentándose de nuevos espacios, códigos lingüísticos y plataformas de comunicación”.

Alessandro Michele words

Si algo tenía que tener bueno la crisis del COVID-19 era replantear ese sistema de la moda que estaba totalmente obsoleto. Por su parte, Gucci, ya ayudó a cambiarlo saltándose la Semana de la Moda de París en septiembre, y ahora volviéndose a reafirmar a través de este poderoso comunicado bajo el nombre de ‘Notas del Silencio’. Esa es precisamente la idea, destapar los silencios y evolucionar hacia un futuro felizmente sostenible.