READ IN: English

Un hombre ha sido condenado a 12 años de prisión por un tribunal de distrito de los EE. UU. después de desbloquear ilegalmente 1,9 millones de teléfonos de AT&T durante siete años. Esto provocó que la empresa de telecomunicaciones perdiera más de 200 millones de dólares.

Todo comenzó cuando Muhammed Fahd sobornó en 2012 a un cliente de AT&T a través de Facebook para que desbloqueara los teléfonos de sus clientes. En ese momento, también le pidió al empleado que reclutara a sus colegas como centro de llamadas en Washington.

En 2013, AT&T aumentó las medidas de seguridad y dificultó a los empleados desbloquear IMEI. Sin dejar que esto lo detuviera, Fahd reclutó a un ingeniero que lo ayudó a crear malware – un software malicioso – que luego se instaló en los sistemas de AT&T, lo que permitió desbloqueos más fáciles.

A pesar de que su operación atrajo a una cantidad asombrosa de negocios, finalmente fue arrestado en 2018 en Hong Kong después de una acusación en 2017. Luego de la extradición a los EE. UU., se declaró culpable de conspiración para cometer fraude electrónico en septiembre del año pasado.