READ IN: English

Después de presentar su última colección SS21 llamada Kiss en octubre, ahora Heron Preston lanza la campaña enfocada en su esencia. Un regreso a los básicos de la marca, pero apostando por la sostenibilidad y los materiales de calidad. Así, la etiqueta ha decidido reestructurar la producción de sus diseños, reduciendo el desperdicio de prendas.

Dadas las circunstancias en las que se encuentra el mundo de la moda, Heron Preston defiende la idea de que “menos, es más” como una oportunidad para reenfocar la dirección de sus colecciones. Realmente, la firma quiere volver a  darle valor a lo básico sin dejar de lado las tendencias y siempre bajo el marco de la sostenibilidad.

Todas sus prendas están confeccionadas en algodón orgánico, mientras que la ropa deportiva está tratada con tecnología antibacteriana y con nailon reciclado. Es evidente que Heron Preston SS21 está dando un paso hacia delante con el compromiso social a través de la reducción de residuos y el uso de materiales ecológicos.

La colección contiene menos prendas que las anteriores, pero de una calidad superior. Chaquetas denim, pantalones holgados, prendas desestructuradas y camisas con la espalda abierta, son parte de ese minimalismo que quiere transmitir.  Los tonos neutros utilizados también refuerzan esa idea de simplicidad con la que la marca se identifica. 

El concepto workwear distintivo de Heron Preston está presente en los accesorios de la colección. Entre ellos, los bolsos de mano de materiales rígidos inspirados en los kits donde están herramientas de trabajo. El logotipo naranja de la firma también aparece en todas las prendas aportándoles un toque de color. Una oda de la marca a la funcionalidad.