READ IN: English

Cuando la desinformación se vincula a intereses políticos y sociales. Una misteriosa agencia de relaciones públicas londinense llamada Fazze estuvo ofreciendo pagar a influencers de Francia y Alemania para que criticasen la vacuna COVID-19 de Pfizer. A algunos les llegaron a prometer más de 2.000 dólares por hacerlo.

Influencers pagados por criticar la vacuna de Pfizer

La agencia les hacía afirmar que “la vacuna Covid-19 de Pfizer es mortal y que los reguladores y los principales medios de comunicación lo están encubriendo. Que “la tasa de mortalidad entre los vacunados con Pfizer es casi tres veces mayor que la de los vacunados por AstraZeneca”. De esta manera, podían “ganar miles de euros en dinero fácil a cambio.” Las capturas de pantalla de la conversación muestran a la agencia ofreciendo una compensación por vídeos de entre 45 y 60 segundos en Instagram, TikTok o YouTube.

Fazze, auto-describiéndose como “plataforma de marketing de influencers“, se ponía en contacto con dichos bloguers y anunciantes para proceder con la manipulación virtual. Pero cuando los influencers intentaron averiguar quién estaba detrás de la empresa de relaciones públicas, detectaron que ésta tenía vínculos con Rusia.

Cuando las acusaciones comenzaron a copar las redes, misteriosamente, los empleados de Fazze fueron borrando sus perfiles de LinkedIn.

“Increíble. La dirección de la agencia londinense que se puso en contacto conmigo es falsa… Todos los empleados tienen perfiles de LinkedIn extraños, que han desaparecido desde esta mañana. Todos han trabajado antes en Rusia”, comentó el YouTuber francés de salud y ciencia Léo Grasset. Un comentarista de salud alemán compartió, además, que Fazze le preguntó si estaría interesado en una “campaña de información”, señalando después que la oficina principal de la agencia está en Londres, pero el director general reside en Moscú.

Estos tuits llevaron a que más influencers compartieran experiencias similares en las redes sociales, que implicaban posibles “asociaciones” con la trama en cuestión. Algunos revelaron que les llegaron a ofrecer 2.000 euros (aproximadamente 2.446 dólares) por criticar la vacuna de Pfizer/BioNTech.

Puedes leer la historia completa en The New York Times.