READ IN: English

Kim Kardashian por fin se ha pronunciado sobre la salud mental de su marido, Kanye West, a través de su Instagram. Un mensaje — casi inevitable — que Kim (@kimkardashian) ha decidido compartir tras varias semanas en las que Kanye ha ocupado todos los titulares por su extraño comportamiento. 

Insultos a su suegra, amenazas a adidas y Gap, supuestas infidelidades de Kim con el rapero Meek Mill son algunas de las cosas que hemos podido ver estos últimos días en la cuenta de Twitter de Kanye — ahora ya borradas. Es normal que todos sus seguidores empezasen a preocuparse por la salud mental del rapero. Hace apenas dos días, Kim intentó visitarle con un médico tras su polémico mitin en Carolina del Sur. Sin embargo, Kanye se negó en rotundo a que “lo encerrasen”.

Tras el revuelo causado, Kim ha tenido que pronunciarse. Y, como no podía ser de otra manera, lo ha hecho a través de Instagram. En el comunicado, explica lo difícil que es convivir con una persona bipolar y que nunca antes había hablado del tema por respetar su intimidad.

“Como muchos de vosotros sabéis, Kanye tiene un desorden bipolar. Cualquiera que lo tenga o que tenga un ser querido que lo tenga, sabe lo increíblemente complicado y doloroso que es entenderlo. Nunca he hablado públicamente sobre cómo esto nos ha afectado en casa porque soy muy reservada con nuestros hijos y con el derecho de Kanye a la privacidad cuando se trata de su salud. Pero hoy, siento que debo comentarlo por el estigma y las ideas equivocadas sobre la salud mental”.

“Sus palabras a veces no se alinean con sus intenciones”

“Entiendo que Kanye está sujeto a críticas porque es una figura pública y sus acciones a veces pueden causar diversas opiniones y emociones. Es una persona brillante pero complicada que, además de las presiones de un artista y de un hombre negro, experimentó la dolorosa pérdida de su madre y que tiene que lidiar con la presión y el aislamiento que se agrava por su trastorno bipolar. Aquellos que están cerca de Kanye conocen su corazón y entienden que sus palabras a veces no se alinean con sus intenciones”.

Además, Kim pide paciencia y comprensión. “Las personas que no son conscientes o están muy alejadas de esta experiencia pueden no entender que el propio individuo tiene que involucrarse en el proceso de obtener ayuda sin importar cuánto lo intenten sus familiares y amigos”, declaró. También cree que el diagnóstico es también “parte de su genialidad y como todos hemos visto, muchos de sus grandes sueños se han hecho realidad”.