READ IN: English

Tras años de pruebas, conducir un coche sin conductor ha dejado de ser ciencia ficción. China se convierte en uno de los primeros países del mundo en ofrecer la posibilidad de viajar en taxis totalmente autónomos y sin chófer gracias a AutoX.

En los últimos años, diferentes compañías han trabajado en el desarrollo de coches sin conductor. En 2021 estamos experimentando los primeros resultados con la empresa AutoX que ha desplegado una flota de taxis sin conductor en la ciudad de Shenzhen, China.

La compañía está especializada en coches autónomos basados en inteligencia artificial. Tras seis meses de pruebas y ensayos en Shenzhen, finalmente ha obtenido la licencia para ofrecer al público la posibilidad de subirse a un taxi sin conductor.

Además, para los que viven en Shenzhen, AutoX ofrece la oportunidad de probar estos taxis sin conductor. Aunque existe una diferencia importante respecto a otras empresas, y es que en estos taxis no hay conductor de seguridad. Basta con subirse y registrarse en el programa piloto para disfrutar del viaje.

La tecnología en sí se basa en una combinación de radares 4D, dos LiDARs, cámaras de alta resolución y detección de puntos ciegos con sensores. A través de las diferentes incorporaciones nombradas, ya se puede ver uno de estos taxis en acción en el vídeo promocional de arriba.

La empresa solo opera en Shenzhen, pero tiene la intención de expandirse a nivel mundial. Otras compañías como la estadounidense Waymo o la china Didi también han implementado taxis autónomos sin conductor. ¿Será este el futuro del transporte? ¿Qué pensarán los taxistas o Uber?