READ IN: English

La casa italiana ha presentado su colección SS20 en Milán. Su directora creativa ha elegido el edificio de la Fondazione Prada para elogiar el nombre y la historia de su familia. Su aportación a la industria textil ha sido clave para la evolución del concepto de moda, elegancia y sofisticación.

Prada SS 2020

La nieta más joven de Mario Prada, el fundado de la firma, ha conmovido no solo con las piezas que han sido de gran calidad, sino por su profundo significado. Como ella misma ha dicho, su punto de partida para la colección ha sido el cambio de enfoque de la ropa a las personas, el auténtico valor del carácter personal a la hora de vestir que la propia indumentaria; porque nuestro estilo nos define y habla de quienes somos en realidad.

Con una idea inicial de hacer menos y decir más, ha dado vida a 51 looks simplistas de gran belleza. Con estampados de ramas de laurel y tocados imposibles ha fundido el arte clásico con la innovación de 2019. Pura elegancia sobre un piso de patrones geométricos de estilo nerd y alegre, que mezclado la luz natural con el alto brillo de las columnas revestidas con papel de oro.

Prada SS 2020

Miuccia Prada ha unificado el arte clásico con la innovación de 2019

La modelo Freja Beha Erichsen ha sido la encargada de abrir el desfile en el que hemos podido ver a la mayor de las hermanas Hadid y Kaia Gerber. Las piezas centrales de la colección han sido las falsas midi de gasa con mucho movimiento de tonos claros con jerséis de algodón en colores más oscuros. Trajes dos piezas con chaquetas a medida y pantalones holgados muy prácticos para la temporada veraniega. Vestidos ligeramente transparentes con detalles de macramé, lentejuelas o plisados.

Líneas suaves con detalles impáctantes han sido una auténtica delicia para los asistentes. El cuero siempre presente para los diseños de Miuccia se camuflaba entre los bolsos, zapatos y en alguna que otra pieza. También se ha percibido una ligera influencia de la década de los 70 y pequeñas pinceladas de los 50 en adornos descarados y estampados característicos.

Entre las filas de invitado, el rapero Asap Rocky, un gran amante de la moda, la actriz Nicole Kidman y el director de cine Wes Anderson, un neurótico de los colores pastel, de la asimetría y de los dulces de Mendl’s.

La yuxtaposición de la primavera y el verano ha concluido en un desfile de una profunda belleza y riqueza tradicional. Mario Prada estaría muy orgulloso del vanguardismo que aún se conserva 100 años después de su fundación.