READ IN: English

Dar un beso en Nochevieja es un acto de desearle a uno «buena suerte para el próximo año». Para aquellas personas que seguís esta tradición, te contamos el origen y el porqué de uno de los rituales más famosos de Año Nuevo. 

Esta costumbre comenzó en la época de los romanos cuando en el festival de Saturnalia todos se besaban. Desde ahí se creó una especie de tradición en Estados Unidos: muchos creen que si no dan un beso justo después de que suene la última campana de medianoche, no tendrán buena suerte en el amor el resto del año. También se dice que en Europa, el beso también era una costumbre popular de año nuevo, cuando las personas acudían enmascaradas a bailes y cuando llegaban las 12 besaban a quien tuvieran al lado.

Hoy, el beso de Nochevieja se ha convertido en algo imprescindible en Estados Unidos o para quienes siguen la cultura estadounidense. El terapeuta de relaciones, Jaime Bronstein dice que “el beso coincide con una época del año en la que las personas que normalmente que no quieren tener relaciones serias comienzan a buscar una. Este gesto es un acto de desearle a uno «buena suerte para el próximo año», explica Alexis McCrossen, profesora de historia en la Universidad Metodista del Sur.

Ahora… ¿Por qué no le echas un vistazo a la colaboración de White Mountaineering con Mizuno?