READ IN: English

Ojalá se refiriera a España esta noticia, pero no. El Senado del estado de Nueva York ha aprobado un proyecto de ley que limita las letras de las canciones y otras formas de «expresión creativa» como prueba judicial. 

El proyecto de ley del Senado S7527, también conocido como “Música rap en juicio”, no prohibirá que las letras de las canciones se utilicen como evidencia por completo, pero ahora se deberá demostrar que las letras son “literales, en lugar de figurativas o ficticias”. Con el apoyo de artistas como Jay-Z, Meek Mill, Killer Mike, Fat Joe y más, el proyecto de ley será el primero de su tipo en la nación.

En enero, el abogado de Hov, Alex Spiro envió una carta a los legisladores estatales instando a que se apruebe el proyecto de ley. “Este es un tema que es importante para (Jay-Z) y todos los demás artistas que se han unido para tratar de lograr este cambio”, dijo Spiro. “Esto tarda mucho en llegar. El Sr. Carter es de Nueva York, y si puede prestar su nombre y su peso, eso es lo que quiere hacer”.

Este sentimiento es compartido por muchos otros artistas que también han sufrido por tener letras de rap comprometidas. Mac Phipps, un rapero de No Limit que fue declarado culpable de homicidio involuntario en 2001 después de que los fiscales citaran en gran medida sus letras, compartió una declaración el martes en la que expresó su opinión sobre la aprobación del proyecto de ley.

“Los casos penales deben juzgarse con evidencia fáctica, no con la expresión creativa de un artista, pero desafortunadamente el hip hop se ha sometido a un estándar muy diferente en el sistema de justicia penal en las últimas tres décadas”, dijo Phipps. “La aprobación del proyecto de ley de Nueva York me da la esperanza de que situaciones como la que enfrenté no les sucedan a otros artistas en el futuro”. 

En España hay dos condenas muy mediáticas contra raperos por las letras de sus canciones. El primero es Pablo Hasel que no fue condenado por enaltecimiento del terrorismo: otro caso es el de Valtonyc por nombrar a algunos presidentes o al Rey en sus letras. ¿Libertad de expresión hasta que punto?

Newsletter