READ IN: English

La generación Z se ha convertido en el punto de fuga sobre el que convergen todos los diálogos y asuntos socioculturales desde hace un tiempo atrás. Una que nació en medio de una sociedad líquida, hiperdigitalizada y aparentemente vacía, pero que pretende deconstruir el presente para proyectar un futuro libre y esperanzador. Y es que, alrededor de esta comunidad, ya han aparecido algunas tendencias de estilo de vida que  vislumbran esa utopía. Hablemos de ellas.

Petra Collins

PRONOMBRES E IDENTIDAD DE GÉNERO

La identidad de género y los pronombres se convierten en un asunto trascendental para la generación más queer de la historia. Entre sus miembros, “el 59% cree que los formularios que preguntan por el género deberían tener opciones de género neutro disponibles, mientras que el 50% piensa que la sociedad no acepta lo suficiente a las personas que se identifican como género neutro o género fluido”, tal y como apunta Fizzy mag.

El hecho de añadir los pronombres en los perfiles sociales es una práctica que se lleva haciendo desde hace unos años, pero hasta hace relativamente muy poco no se incorporó en el entorno profesional. En LinkedIn, por ejemplo, ya existe la opción de añadirlos, y más de 2 millones de personas ya han optado por poner los suyos.

MODA: EXPERIMENTACIÓN Y SOSTENIBILIDAD

En una era cada vez más polarizada, los hábitos de compra de la generación Z también se dividen. En este sentido, resulta sorprendente como esta generación conscious native sea a la vez la que haya convertido a empresas de fast fashion como SHEIN en grandes imperios. Aún así, muchos de sus miembros tienen en cuenta la sostenibilidad y la huella ecológica a la hora de consumir moda. Según un estudio de First Insight de 2020, cerca del 73% están dispuestos a invertir más dinero en productos respetuosos con el medio ambiente.

Más allá de eso, esta generación que vio coartada su libertad durante dos años clave de su adolescencia, salió de la pandemia con ganas de evadirse, explorar y experimentar con la moda; entre makeups excéntricos, prendas de piel vegana e infinidad de piezas sensuales que beben del efecto 2000. Ellos fueron los que abanderaron la resurrección de la moda pospandémica.

AMOR DIGITAL

Todo el mundo parece haber olvidado lo difícil que son las citas analógicas, y ese amor a primera vista o flechazo en directo. Realmente ya no sabemos si todo eso es tan sólo producto del ideal de amor romántico, o si existe de verdad.

Por supuesto, la generación Z tampoco lo sabe, aunque esté dispuesta a buscar conexiones genuinas que prioricen la personalidad sobre la apariencia. Es por ello que, en lugar de buscar en apps clásicas de citas como tinder o grinder, opten por otras como XOXO que relegan el físico a un segundo plano.

ACTIVISMO ONLINE

Aunque el activismo en la era hiperdigital se haya desvirtuado y banalizado, la generación Z está abriendo una nueva era en la que luchar por la justicia y los derechos sociales, así como denunciar o cancelar actividades ilícitas que acechan las redes.

De hecho, Instagram afirma que el 52% de la Generación Z siguió cuentas de justicia social (como el Movimiento del Periodo de los Favoritos y el Ecologista Interseccional) en las redes sociales en 2022 y, que el 28% de los encuestados aspira a seguir más cuentas de justicia social en 2023.

Newsletter