READ IN: English

Ya no se trata de si Lightyear, el spin-off centrado en el guardián espacial que habría inspirado al muñeco Buzz Lightyear en Toy Story, hace historia o no en el universo de la animación: sino el verdadero debate se está centrando en el beso que se dan las dos protagonistas. 

Parece mentira que en pleno siglo XXI todavía haya personas que se cuestionen un beso entre mujeres. Este es el caso de la nueva película Lightyear en la que la comandante Alisha Hawthorne muestra con normalidad su relación con su mujer. Hecho que ha provocado que se prohíba en 14 países.

Lightyear ha abierto el debate sobre la conveniencia o no de normalizar «en una película familiar o para niños» el amor entre dos personas del mismo género. De hecho, la mayoría de tuits con el hashtag #Lightyear no faltan memes burlándose de la aparición de la comunidad LGTBIQ+ en la gran pantalla.

En 1 de cada 3 países que conforman la ONU, ser homosexual está prohibido. ¿Estamos retrocediendo en derechos y libertades?

Newsletter