READ IN: English

La maison parisina no deja de deslumbrarnos con su cargamento de home goods. En esta ocasión, algo tan de barrio como un futbolín alcanza la dimensión más exquisita hasta la fecha. Louis Vuitton no deja de sorprendernos.

LOUIS VUITTON FOOSBALL TABLE

Tras lanzar su set de artículos de gimnasio recientemente, Louis Vuitton va un paso más allá en el entretenimiento doméstico y nos regala esta maravilla de futbolín cubierto de su ansiado monogram. Bueno, regalar no nos regala nada, porque cuesta la friolera de 55,000€, pero para la vista del humano común, es una delicia.

Esta nueva joya de la firma reina de LVMH se presenta en los colores del estampado clásico de la firma y en el color “Eclipse”, creado en el pasado para los accesorios de caballero. Los jugadores son los famosos “Groom” que protagonizaban las campañas publicitarias de la casa en 1921.

Las empuñaduras de los bastones en la versión clásica destacan por estar cubierta de la exquisita pátina tan famosa en las asas y detalles sus bolsos. Esta piel virgen va cambiando de color con el uso, curtiéndose y dando un aspecto diferente con el paso de los años. Modelos como el Neverfull lo atestiguan.

Por si estas dos opciones no fueran suficientemente exclusivas, Louis Vuitton ofrece otras dos versiones en piel. En una de ellas se aplica su piel más selecta, la denominada EPI. en un sugerente azul cyan que dan a este futbolín un carácter más jovial y veraniego.

La otra posibilidad se presenta en un color toffee mezclado con detalles metálicos. Estas dos creaciones rondan la nada despreciable cifra de los 68,000€. Calderilla.

Este tipo de artículos son de lo más común a lo largo de la historia de la firma fundada en 1854. Gaston-Louis Vuitton  ya diseñó diversos baúles para portar  juegos como el Backgammon o el ajedrez. El nieto del fundador de la maison fue un auténtico visionario en la fabricación de los accesorios de viaje más variopintos.

Disponible bajo pedido en su web, este futbolín amplía el catálogo de este tipo de piezas que tanto éxito ha tenido históricamente.