READ IN: English

Las marcas de moda han encontrado un uso para los NFT que va más allá de los experimentos o el arte digital. Los están utilizando como puerta de entrada a productos físicos. Firmas como Tiffany y Prada se encuentran entre las que utilizan tokens digitales para ofrecer exclusivos bienes tangibles.

Esta semana, Tiffany & Co. anunció el lanzamiento de un programa de joyería personalizada solo para propietarios de CryptoPunk NFT. Para obtener un colgante, los titulares de CryptoPunk primero deben comprar un NFTiff, que les costará 30 ETH, o alrededor de 50,000 dólares. Luego se puede canjear durante un período de tiempo por un colgante diseñado a medida por Tiffany.

También esta semana, Prada anunció su última colección Timecapsule NFT, que ha utilizado para vincular los NFT a artículos como camisetas de edición especial. Mientras tanto, Dolce & Gabbana presentó su colección Realta Parallela de sudaderas con capucha, camisetas y zapatillas NFT que dan derecho a los compradores a una versión física a juego.

Debido a que los NFT ofrecen una manera fácil de ofrecer beneficios exclusivos, no sería extraño imaginar cómo las marcas podrían usarlos para colecciones cápsula, acceso anticipado a nuevos lanzamientos o estilos personalizados. Y es que esta nueva sinergia entre NFT y acceso a contenido exclusivo tanto tangible como intangible tiene algunas ventajas como generación de lealtad.

Este nuevo modelo de lanzamiento de productos de lujo también tiene posibles inconvenientes. Y es que básicamente es un programa de pedidos anticipados, por lo que los clientes pueden esperar semanas o meses para que se produzcan y envíen sus artículos. Tiffany espera entregar sus últimos colgantes CryptoPunks personalizados a principios de 2023.

También añade más pasos en el proceso de compra que, al menos por el momento, puede entorpecer o ralentizar la venta. La experiencia del usuario a la hora de comprar un NFT sigue llena de errores. Un ejemplo son los tiempos de espera que llegaron a varias horas durante el lanzamiento de julio de sudaderas con capucha NFT de RTFKT, propiedad de Nike.

Este nuevo modelo puede ser más adecuado para productos de edición limitada o especialmente deseables. Pero para una camisa estándar o un par de jeans, es posible que los usuarios se resistan a tener que seguir los pasos de acuñar un NFT, pasar por el proceso posterior de usarlo para ordenar el artículo y finalmente esperar durante un largo período para recibirlo.

No nos sorprende que las empresas de moda estén experimentando con la idea de dar acceso a productos tangibles exclusivos a través de lo intangible. Sin embargo, una gran pregunta que deberían responder estas firmas es si necesitan NFT para hacer esto. ¿Podrían hacer lo mismo con solo tener los correos electrónicos de los clientes? ¿Es una moda pasajera?

Newsletter