READ IN: English

En la era de la dismorfia virtual, los estándares de belleza irreales de internet han causado muchos problemas de autoestima para su comunidad. Eso ha sido algo que el Ministerio de Noruega ha querido combatir: ahora es ilegal que los influencers publiquen en las redes sociales fotos retocadas sin etiquetar su edición.

Noruega prohíbe publicar fotos retocadas a los influencers

La semana pasada, el Ministerio Noruego de Asuntos de la Infancia y la Familia modificó la Ley de Marketing de 2009. El nuevo cambio indica que los anuncios que impliquen el acto de alterar el cuerpo o el tono de la piel de alguien, así como la adición de un filtro, tendrán que ser etiquetados con la etiqueta normalizada del Ministerio. Aquellos que no lo cumplan se enfrentarán a fuertes multas y posibles penas de prisión.

“La presión sobre el cuerpo siempre está ahí, a menudo de forma imperceptible, y es difícil de combatir”, expresó el Ministerio en un comunicado de prensa. “Es de esperar que la medida contribuya de forma útil y significativa a frenar el impacto negativo que tiene este tipo de publicidad, especialmente en niños y jóvenes”.

La cuestión aquí radica en que será muy difícil para el Ministerio saber si realmente una imagen ha sido alterada o no, más allá de si los ajustes de iluminación o saturación se valoran como una infracción. Tendremos que esperar a ver como funciona este cambio de paradigma en el mundo influencer.