READ IN: English

A diferencia de la temporada pasada, el diseñador belga Raf Simons ha decidido prescindir de todos los invitados y presentar su colección otoño/invierno 22/23 en una pasarela de forma cuadrada situada en el centro de una sala de estilo industrial decorada únicamente con sillones envueltos en telas rojas, candelabros y una lámpara de araña de cristal. Y hablando de decoración, ¿sabes en qué se ha inspirado Raf para crear esta colección? En el cuadro Proverbios holandeses de Pieter Bruegel el Viejo, de 1559.

Esa es la única pista que ha dado el diseñador sobre su fuente de inspiración, así que dejando a un lado este tema y centrándonos en el show y en lo que hemos visto en el vídeo de presentación, una vez más, el color fetiche del diseñador, el negro, ha sido el encargado de teñir la mayoría de las prendas y accesorios, a excepción de algunxs de ellxs. Estos últimos han jugado un papel importante en esta propuesta porque, además de aportar un toque de color y luz al look, como en el caso de los bolsos XL en forma de mochila, con una gran cola y con aspecto satinado, han vuelto a demostrar por qué Raf es uno de los diseñadores más vanguardistas de su generación y de la actual, y uno de los mejores en este campo, lo que quedó patente en la amplia selección de accesorios presentados, que incluía una serie de sombreros de inspiración ecuestre con forma de casco, algunos de ellos con aberturas, y las gorras/abrigos que abrieron el desfile, diseñados en colaboración con el sombrerero Stephen Jones.

Volviendo al color estrella de Raf Simons, éste ha tomado diferentes direcciones: una muy discreta en formato look monocromático con el objetivo de pasar completamente desapercibido y otra para hacer exactamente lo contrario, debido al uso de tejidos similares al látex pero manteniendo en todo momento el mismo efecto brillante y combinándolo con corbatas de cuero. En definitiva, vemos poco color, salvo en un par de piezas que nos han llamado la atención. ¿Cuáles? El vestido de punto trampantojo rojo con cuello alto y un dibujo pintado a mano de unas manos sujetando un ramo, el abrigo del mismo color con botones de doble botonadura, el pantalón plisado drapeado en color nude y el blazer oversize morado de piel.

Parece que la próxima temporada el látex será uno de los materiales estrella para los diseñadores, como hemos visto antes, Walter Van Beirendonck, Saint Laurent o Richard Quinn ya lo han incluido en sus colecciones. ¿Te atreverás a llevarlo? Si lo dice Raf Simons, habrá que hacerlo.

Newsletter