READ IN: English

Este color, entre rosa y melocotón, es el tono del verano perfecto para potenciar los cabellos más rubios y darles un sutil toque de color.

La naturalidad es la clave en una temporada marcada por las ganas de recuperar la normalidad del verano y las ansiadas vacaciones. Por eso, esta época estival esta marcada por el Pinki Beach, el nuevo tono que aporta una luz especial a los cabellos más rubios. ¿Todavía no sabes qué color es?

El tono Pinki Beach es “un tono donde el color melocotón se mezcla con matices rosados para barnizar los cabellos más rubios”, afirman los expertos de Llongueras sobre el que será el pelo del verano. Para lograrlo es necesario recurrir a un salón para obtener un degradé adaptado a cada tipo de cabello.

 “El Pinki Beach es un tono melocotón rosado que es muy versátil, por lo que sirve para darle luz tanto a las pieles cálidas como a las frías, ya que el propio color tiene un punto cálido y otro frío”. Un tono que es tendencia este año ya que aporta ese toque dorado que tanto gusta para el verano.

Eso sí, el procedimiento será algo diferente para cada cabello: “si el cabello es más rubio, proponemos una base pastel en todo el conjunto del cabello, destacando algunas mechas estratégicamente seleccionadas, donde impregnaremos más pigmento”, explica Carlos Fernández, estilista profesional de Franck Provost.

Si el cabello es más oscuro, “deberemos hacer uso de técnicas como el balayage en zonas muy concretas que podamos iluminar. Las mechas que seleccionemos se aclararán potentemente con magma y con matiz, consiguiendo esa tonalidad apastelada y un efecto acuarela donde hay zonas más activas que otras”.

Sun Kiss, una técnica muy natural y sutil

Esta coloración se realiza con la técnica de color Sun Kiss, exclusiva de Llongueras, que consiste en el aclarado con un sutil degradado de las puntas de los contornos frontales, creando un halo de luz que enmarca el rostro, como si este estuviera «besado por el sol». ¿El resultado final? Un cabello con un aspecto de aclarado natural que enmarca el rostro y potencie los rasgos. Esta técnica le da un extra de relieve a la línea de corte con unos sutiles trazos de color.

Para realizar la técnica Sun Kiss se hacen, como máximo, “seis mechas o velo donde sea necesario para darle más relieve al rostro. En el caso del tono, no puede haber más de 2 o 3 tonos de diferencia con la base ya que tiene que ser sútil”, afirma Sanguino de Llongueras. Además, es un color que se puede acoplar a cualquier tipo y color de cabello. Eso sí, “les favorece sobre todo a las pieles más claras”, nos indica Carlos Fernández de Franck Provost.

Ahora… ¿sabes cuáles son los 6 productos de skin care esenciales para este verano?

Newsletter