READ IN: English

Si tienes vagina (o no), es probable que sepas que las representaciones del placer femenino suelen ser… cuestionables. Según una nueva investigación, el orgasmo de una mujer puede encajar en tres categorías diferentes. 

Siempre ha habido una falta considerable de investigación y educación en torno al placer femenino (¿a quién de nosotras no le han susurrado al oído ‘¿ya te has corrido?’ después de tocarte el clítoris durante dos minutos). Por eso, es una buena noticia que James Pfaus, profesor de neurociencia de la Universidad Charles de Praga, haya estado investigando sobre el orgasmo femenino.

Durante un periodo de tiempo, los investigadores pidieron a 54 mujeres que utilizaran un vibrador conectado a Bluetooth (Lioness) para observar las contracciones del suelo pélvico durante el orgasmo. El juguete sexual incluía dos sensores en sus costados para poder analizar y recopilar los movimientos musculares. Así, identificaron que existen diferentes niveles de placer.

Según la investigación de Pfaus, cuando las voluntarias alcanzaban el clímax, mostraban tres patrones. Por lo que encasillaron el orgasmo en tres categorías (aunque podría haber más): una ola, un volcán o una avalancha. Los nombres corresponden a las formas en que «aparecen los movimientos del suelo pélvico durante la preparación para el orgasmo y la liberación de la tensión en el orgasmo».

La ola es el tipo de orgasmo más común donde las mujeres experimentan “ondulaciones o contracciones sucesivas de tensión y liberación”. El volcán, como sugiere el nombre, es más explosivo: «presenta una tensión más baja, pero que luego explota y se libera durante el orgasmo». Un orgasmo avalancha «tiene una mayor tensión en el suelo pélvico que disminuye durante el orgasmo».

Tras analizar los datos, descubrieron que casi el 50% de las mujeres (26) tenían orgasmos de ‘ola’, mientras que 17 tenían ‘avalanchas’ y 11 tenían ‘volcanes’. Ahora, Pfaus y su equipo quieren profundizar más sobre este tema. “Estamos haciendo un estudio a largo plazo de mujeres que usan Lioness para ver cómo estos diferentes patrones se experimentan subjetivamente como orgasmos, como niveles de placer, de donde proviene en gran medida la estimulación que los induce”. 

Una investigación imprescindible, ya que se necesita desesperadamente más investigación y educación sobre el placer femenino. Una encuesta reciente de YouGov, empresa especializada en estudios de mercado a través de métodos en línea, concluyó que el 31% de los hombres no podía identificar correctamente donde estaba el clítoris. Sin duda, el estudio de Pfaus es un buen comienzo.

Ahora… ¿Sabes cuál es la edad con la que vas a tener el mejor sexo?





Newsletter