READ IN: English

Elon Musk ha asegurado que su oferta de 44 millones de dólares para adquirir Twitter ha quedado temporalmente congelada hasta que se aclaren el número de «cuentas falsas» y de perfiles dedicados al «spam» de esta red social que ha detectado durante el proceso de adquisición.

Las súbitas rectificaciones y cambios de opinión que se le conocen convierte el acto de hacer negocios con Elon Musk en una tarea compleja. Y más tratándose de una compra multimillonaria como la de Twitter. «El acuerdo con Twitter está temporalmente en pausa a la espera de más detalles para determinar si las cuentas falsas y el spam representan menos del 5% de los usuarios», ha dicho Musk en un tuit.

Las acciones de la compañía cayeron un 20% antes de la operación y Twitter no ha querido hacer declaraciones al respecto. La compañía había estimado a principios de este mes que las cuentas de spam representan menos del 5% de sus usuarios activos y monetizables en el primer trimestre de 2022. También ha señalado que la negociación con Musk supuso un riesgo de cara a sus acuerdos comerciales.

Musk, el hombre más rico del mundo y director ejecutivo de Tesla, había dicho que una de sus prioridades sería eliminar los «bots de spam».

Ahora… ¿Por qué no le echas un vistazo a las razones por las que Elon Musk ha querido comprar Twitter?

Newsletter