READ IN: English

El breakdance se suma a los Juegos Olímpicos de París 2024. El Comité Olímpico Internacional aprueba el baile urbano nacido en NY en los 70 como deporte olímpico. El objetivo es preparar unas olimpiadas postcoronavirus, que tengan un toque moderno y que atraigan a la mirada, en especial, a la de las nuevas generaciones.

Breakdance como deporte olímpico

Tras la inclusión del patinaje, el surf, el kárate, la escalada deportiva y el béisbol como deportes olímpicos, el Comité Olímpico Internacional ha añadido ahora el breakdance en las olimpiadas. Con esta propuesta, pretenden cautivar a la audiencia más joven influenciada por la cultura urbana.

En la competición pasará a llamarse “Breaking”, el nombre original utilizado por los bailarines en los años setenta. La competición contará con 16 b-boys y 16 b-girls de todo el mundo compitiendo en batallas 1 contra 1. En este sentido, los eventos de género mixto crecerán, pasando de los 18 de Tokio a los 22 de París.

Una nueva era de los JJOO está por venir. Serán unos Juegos en los que se alcanzará la igualdad plena de género, por lo que habrá 50% de eventos masculinos y otro 50%, femeninos. De esta manera, el atletismo, el boxeo y el ciclismo serán paritarios por primera vez.

Aunque la decisión de admitir el breakdance como deporte olímpico ha alegrado a muchos, también ha provocado la indignación de otros. La polémica trasladada en las redes sociales se debe a que el fútbol sala, el béisbol o el kárate no han tenido la misma suerte que la danza urbana.

Las olimpiadas tendrán un total de 329 competiciones, 10 medallas menos y 600 participantes menos que los aplazados Juegos de Tokio 2020. Estas decisiones pretenden alcanzar un objetivo a largo plazo: la participación equitativa de atletas masculinos y femeninos, así como eventos más urbanizados.