READ IN: English

Un ginecólogo de Malasia, John Tang Ing Chinh, ha creado lo que, según él, es el primer condón unisex del mundo: el «Wondaleaf». Hecho de un material de calidad médica que se suele usar como apósito para lesiones y heridas, el preservativo se puede utilizar tanto en el pene como en la vagina. 

Este invento es básicamente un preservativo con una cubierta adhesiva que se pega a la vagina o al pene, además de cubrir la zona adyacente. Lo que significa que puede invertirse y ser utilizado por ambos sexos.

Los preservativos de Tang están hechos con poliuretano, un material que se utiliza en los vendajes transparentes para heridas. Y es que es delgado y flexible, pero fuerte e impermeable, y se siente cómodo en la piel.

El creador de lo que sería uno de los inventos más esperados, dijo “una vez que te lo pones, no te das cuenta de que está ahí”. Tras varias rondas de investigación y pruebas clínicas, estaría disponible en diciembre en la web de la empresa.

Ahora… ¿Por qué no le echas un vistazo al nuevo hotel espacial que acaba de inaugurar Jeff Bezos?