READ IN: English

Ha llovido mucho desde que Ye organizó su último desfile y, para ser honestos, le hemos echado de menos. Tras un tiempo ya celebrando su Sunday Service allá donde fuere, París no iba a ser una excepción y, además, sirvió de preludio a la presentación de su Yeezy Season 8. Tan épico como de costumbre.

YEEZY SEASON 8

Tras ver a Kanye asistiendo a PFW este mes, todo el mundo empezó a especular sobre si el motivo de su visita era meramente ociosa o, quizá, había otros motivos. Desde su “incidente”, West desapareció del ojo público y evitó este tipo de eventos en los que solía ser un fijo.

Tras invitar por mensaje a unos pocos privilegiados como Simon Jacquemus, Haider Ackerman, Jean Titou de APC o Cédric Charbit, CEO de Balenciaga, entre otros, a su Sunday Service, donde todos bailaron, cantaron y se emocionaron, otro mensaje fue el que sirvió para citar a un grupo selecto de editores internacionales, buyers y amigos de la familia de KimYe y el que rezaba: “La Familia West desea invitarles a la íntima presentación de YEEZY Season 8. Aquí tenéis un trocito de nuestro hogar en Cody, Wyoming.” Sus nuevas raíces para el mundo.

YEEZY SEASON 8

La colección nos trae una estética un tanto compleja, yendo desde la apariencia propia del Pleistoceno a un escenario post-apocalíptico. Tal y como hemos visto previamente, Kanye apuesta todo a las paletas neutrales y prescinde de la aplicación de gráficos en todas las piezas salvo en una, en la que vemos un ángel de la guarda en una tank top de tonos terrosos. En el futurista Espace Niemeyer, sede del Partido Comunista Francés, 18 modelos desfilaron los diseños de esta Yeezy Season 8, enriqueciendo el espacio diseñado por el afamado arquitecto Oscar Niemeyer. El persistente sonido de un claxon invadía el lugar, provocando cierta incomodidad entre los asistentes.

Algunas de las piezas presentadas por Kanye estaban hechas de la lana de sus ovejas de su rancho de Cody. ” El 90% de esta colección está hecha en la muselina de su materia original. Hemos estado buscando cómo crear un efecto de suede o cómo teñirlo. Todo esto es experimental. Cada una de las piezas está en su estado primario, infantil. Son todas nuevas invenciones y proyectos de vestuario. Ahora las veo y pienso en dónde podría llegar con sus colores y formas” dijo el diseñador de Chicago.

Queda patente que Kanye va a tope con lo de estarle agradecido a Dios y a la Madre Tierra. Está plenamente implicado en ser lo más sostenible posible y preocupado del futuro del planeta y el mundo que le quedará a sus hijos. Y precisamente su hija mayor clausuró el evento. Cuando la última modelo abandonó la pasarela, North “Nori” West subió al escenario y cantó su versión del hit de ZaZa, la cantante de cinco años que interpreta “What I Do”. Tremendo clon de su padre…

Yeezy Season 8 sembró el futuro de la firma al tiempo que Ye sembraba su granja de Wyoming.