READ IN: English

El youtuber ruso Stas Reeflay está acusado de matar a su novia embarazada en un streaming. Lo hizo encerrándola en el balcón a temperaturas bajo cero “porque olía mal”, según los informes. 

La noche del 2 de diciembre, los médicos encontraron a Valentina Grigoryeva inconsciente en la casa de Stas Reeflay, cerca de Moscú, quien luego fue arrestado bajo sospecha de su muerte. Para transmitir en vivo el abuso, el acusado de 30 años presuntamente encerró a su novia, de 28 años, en el balcón de su casa solo con ropa interior exponiéndola a las extremas temperaturas de Rusia. 

Un informe de los medios de Baza, según lo declarado por -The Sun-, dijo que el youtuber recibió 1,000$ de un espectador para abusar de su novia durante la transmisión en su canal de YouTube

Reeflay siguió grabando incluso después de que la mujer apareciera “medio muerta”. El perturbador video también mostraba al acusado, metiendo a Grigoryeva en la casa antes de intentar salvarla. Estas fueron sus palabras:

“Valya, ¿estás viva? Mi conejito, ¿qué te pasa? Valya, Valya, maldita sea, parece que estás muerta. Bunny, vamos … dime algo. Me estoy preocupando. Maldita sea … no siento los latidos de su corazón ”, dijo Reeflay a la cámara antes de decirle a la audiencia: “ Chicos … Sin pulso … Está pálida. No está respirando “.

En el streaming también se retransmitió como el youtuber llamaba a la ambulancia para pedir ayuda, mientras decía:

“Despierta, Valya, te amo, despierta”.

Reeflay no apagó la cámara ni siquiera cuando llegaron los paramédicos y declararon muerta a Grigoryeva. El acusado al principio parecía triste, con los ojos llorosos y arrepentido por lo que había sucedido, pero luego declaró: “¿Qué hay que lamentar? Realmente yo no hice nada “.

Después toda esta supuesta tragedia, Reeflay fue detenido y, si es declarado culpable, podría enfrentarse hasta dos años de  cárcel…

En su representación, la abogada del youtuber dijo: “Se arrepiente de lo que ha hecho moralmente, pero no admite culpabilidad en el derecho penal, porque no hay signos de delito en sus acciones. Valentina Grigorieva murió de una hemorragia cerebral, y ahí no existe una relación causal entre sus acciones y la muerte que ocurrió “.

La activista feminista Liza Lazerson criticó a YouTube diciendo: “Una mujer muere en una retransmisión en directo y la audiencia lo puede ver sin problema y encima envía donaciones al asesino. Esto debe terminar. Estos videos se difunden con calma por todo el mundo, lo que significa que algo no va bien. Hasta que esto se arregle, la censura es necesaria “.

Detestable.