READ IN: English

Tras muchos años, por fin Britney Spears a roto su silencio y ha revelado como ha sido su vida bajo tutela desde el 2008. “Realmente creo que esta tutela es abusiva. No siento que pueda vivir una vida plena» ha dicho textualmente la princesa del pop estadounidense.

El pasado miércoles 23 de junio, Britney Spears testificó de forma virtual ante una corte de Los Ángeles sobre su tutela y la gestión por parte de su tutor de sus asuntos tanto profesionales como personales. La artista ha declarado abiertamente «Le he dicho al mundo que estoy bien y feliz… Estoy traumatizada. No estoy feliz, no puedo dormir«.

Desde el año 2008 su carrera y su vida personal han estado en manos de su tutor legal, James Spears. La artista estadounidense lleva meses intentando despojar a su padre de dicha tutela legal a través de mecanismos legales. Esta semana, por fin la cantante ha podido hablar de lo que ha vivido y durante los 23 minutos que dura su testimonio, ha tratado temas tan alarmantes como que exige la retirada del DIU por el cual no ha tenido la oportunidad de tener más hijos durante estos años.

«Quería quitármelo (el DIU) para poder intentar tener otro bebé, pero este supuesto equipo no me permite ir al médico a hacerlo porque no quieren que tenga más hijos«, declaró.

Britney también habló sobre la medicación que le suministraban. Era tan fuerte que se sentía en un estado de embriaguez en el cual no podía ni mantener una conversación. La cantante sentenció a su padre diciendo que «esta tutela me está perjudicando más que beneficiándome. Me merezco tener una vida. He trabajado toda mi vida«.

Con este duro testimonio se han confirmado las sospechas por las cuales muchos de los fans de la artista alertaron hace tiempo sobre lo que estaba pasando. Finalmente, es verdad que Britney lanzaba mensajes de socorro a través de las redes sociales, y por ello, ahora mas que nunca #FREEBRITNEY