READ IN: English

Desde su Medellín natal, el artista latino más relevante de los últimos años ha levantado su particular atalaya musical desde donde controla el panorama actual. Su influencia se extiende más allá de sus versos y ya es un referente multidisciplinar. Bienvenidos al universo de El Jose.

J BALVIN ICON

Nacido en el seno de una comunidad jamaiquina de Panamá, el reggaeton nación en el país centroamericano como resultado de mezclar los ritmos que popularizó Bob Marley con acordes caribeños.

En Puerto Rico no nació el género, pero sí explotó “pal mundo”. Las primeras estrellas del movimiento salieron de PR. Poco después, este ritmo se expandió imparable Latinoamérica.

J BALVIN ICON

El continente empezó a perrear al ritmo de nuevos artistas colombianos, panameños, dominicanos… Daddy Yankee (@daddyyankee) sirvió de puente entre generaciones. Uno de los fundadores del género, logró extender su notoriedad hasta la segunda oleada de artistas que llegaban de toda Latinoamérica.

DY y Nicky Jam fueron precursores de la escena con Los Cangris. Las adicciones de Nicky hicieron que se trasladase a Medellín para rehabilitarse. La fama adquirida junto a Daddy Yankee le ofreció la oportunidad de empezar de nuevo en el país cafetero. Desde entonces, la conexión PR – Colombia se ha vuelto fundamental para el género.

En esos días, un joven José Álvaro Osorio Balvin se iniciaba en el mundillo de la música, rapeando principalmente. Desde entonces, su crecimiento y exposición le ha llevado a convertirse en el líder a seguir por las generaciones venideras.

Si Daddy Yankee fue ese pegamento que alineó a las dos primeras generaciones de este movimiento, el de Medellín ha sido responsable de impulsarlo a cotas inimaginables.

En 2009 firmó por EMI Colombia y en 2010 sacó su primer álbum “Real”. En estos diez años de carrera, J Balvin (@jbalvinha logrado que sus reproducciones en Spotify o Youtube se cuenten por millones. Sus colaboradores son lo más selecto de la industria. Sin duda se ha convertido en un verdadero referente cultural para la comunidad.

El impacto mundial de la música latina en la actualidad no tiene precedentes. La figura de J Balvin ha transcendido lo meramente musical. Hoy en día, el colombiano se erige como icono en el mundo de la moda. Su presencia en los front rows de PFW es lo habitual. Firmas como Louis Vuitton, Dior, Casablanca o Valentino visten al artista antioqueño cada año en su “fashion tour”por Europa.

Tal es su influencia en dicha industria que es el primer artista latino en tener sus propias Jordan I. Además, desde hace varios años, colabora con Guess.

Por si fuera poco, para el lanzamiento de su último álbum “Colores”, Balvin se ha unido a Takashi Murakami para diseñar una serie de piezas promocionales. En ellas fusionan las identidades de ambos en sudaderas, camisetas y hasta en los visuales de sus vídeos.

J BALVIN ICON

Toda esta serie de beneficios que ha obtenido en otras industrias son fruto de una gran estrategia comercial y de colaboraciones claves. Desde Pharrell a Beyoncé, pasando por Black Eyed Peas o Sean Paul. La dimensión de su figura le otorga el estatus de inspirador para los nuevos creadores que vienen pisando fuerte. Por ello, ha unido fuerzas con nombres como Rosalía, Jhay Cortez o Anuel, artistas cuyo nombre ya llena estadios.

Portada de Vogue o Harper’s Bazaar, no hay duda de que es la “Era de J. Balvin”. Pasará a la historia como el artista que hizo global un género marginado y castigado por el estigma del machismo de sus letras. La Generación Balvin ha logrado convertir el reggaeton en el estilo musical más escuchado en el mundo. Sus temas y los de sus contemporáneos invaden las principales playlists del mundo. RIP Rock.

Junto al puertorriqueño Bad Bunny han formado un tándem insuperable. Su álbum “Oasis” nos alegró el verano pasado. La rompieron en los VMAs y los AMAs. Conquistaron Coachella 2019 y la SuperBowl de este año…

Hablando de Coachella, J Balvin no sólo fue invitado por Queen B en 2018 para interpretar “Mi Gente”. En 2019 actuó en solitario en el Main Stage. Fue el primer artista latino en la historia que consiguió semejante hito.

En ese día tan crucial en su carrera, Balvin se mantuvo fiel a Balvin. No sólo montó un show épico, sino que reservó 8 minutos para recordar a algunos de sus referentes. Hits como “Gasolina”, “Rakata” u “Oye mi canto” sonaron en un día marcado en rojo en para la Latino Gang. La de ayer y la de hoy.

Los méritos que han encumbrado al cantante antioqueño a lo más alto de la cultura pop actual son innumerables. Uno no se hace amigo de Kim Jones de la nada. El que llega al número no lo hace por casualidad y, por ello, no colabora con Beyonce porque sí.

J BALVIN ICON

Las lecturas y reflexiones en torno a la figura de José Álvaro Osorio Balvin pueden ser miles. La conclusión sólo una: el mundo está a sus pies.