READ IN: English

Kendall Jenner protagoniza la última campaña de Burberry en la que nos presenta la propuesta veraniega de Riccardo Tisci. El monogram de la firma británica adquiere nuevos matices y texturas para una temporada estival atípica. No pasará desapercibido.

KENDALL JENNER BURBERRY

Producto de los tiempos de cuarentena que ahora parecen lejanos, Kendall Jenner protagoniza y produce esta campaña de Burberry. Compuesta por una serie de selfies y fotos hechas en casa, la musa de Tisci se lo guisa y se lo come.

La colección incluye nuevos tonos para su actual monogram TB diseñado entre Riccardo y Peter Saville. Entre las piezas de esta atractiva propuesta encontramos bañadores, bucket hats, bolsos y hasta una tabla de surf entre otros. Esta colección llega en dos tonalidades. La primera de ellas presenta una paleta neutra, con tonos grises y beige. Por contra, la otra versión nos regala tonos rosa chicle, azules y toffee.

El monogram presenta unas texturas que imitan el efecto de un boceto. Los trazos que cruzan la B y la T maximizada atravesándola dan ese aspecto urbano, que recuerda al graffiti y a los cómics.

Además del reportaje que se ha autoproducido Kendall, esta campaña nos regala una pieza audiovisual en la que digitalizan a la propia top en un vídeo de un minuto. Los responsables de la misma – Tisci, Saville, Katy England y Nick Knights – logran dar una visión futurista a Burberry (@burberry), una casa de profunda tradición.

Dado el buen resultado del trabajo realizado por Kendall Jenner, no debería extrañarnos que diera el salto al otro lado de la cámara.

De momento, la contemplaremos delante de ésta.