READ IN: English

Si hay algo que está en auge las últimas temporadas es el protagonismo del logo. Balenciaga lo lleva al extremo pero el resto de firmas no se quedan atrás, el mercado lo demanda y las marcas nos nutren.

Hace años llevar un logo de una determinada marca en un tamaño superior al normal era considerado de mal gusto, sin embargo, ahora cuanto más grande mejor. Las marcas lo saben, saben que la gente quiere que se lea que es lo que llevan ya que de uno u otro modo así son parte del status que ocupa la firma o marca que visten – por lo menos mientras llevan esa prenda. Un querer pertenecer que nos haría entrar en un debate infinito.

Ejemplos | SS18

En cuánto a esto hemos escuchado de todo, pero nuestra postura es clara: “el logo bien grande”. Las propuestas son muchas y se hace difícil escoger, pero una camiseta o una sudadera con el logo ya se han convertido en básicos de cualquier armario así que identifícate con tu marca favorita y paséate buscando el match social.

Los diseñadores están experimentado con los logos hasta niveles insospechados. Uno de los últimos ha sido JW Anderson (@jw_anderson), su colección “logomanía” acaba de llegar a las tiendas confirmando la tendencia de la que hablamos.

JW. Anderson | SS18

Fendy en su FW18 lo ha hecho, Vuitton también y así un largo etc… ¿Qué tiene el logo que, ahora, a todos enamora?